Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

 

Establecer una iglesia bíblica en su propia casa

Cordialmente, le invitamos a conocer a la iglesia que Cristo estableció

Estudios y artículos en esta Web relacionados con la iglesia

Conociendo a la iglesia ideal. Parte 1.

Conociendo a la iglesia ideal

Esta gráfica de un escenario celestial ilustra el tema Conociendo a la iglesia ideal, Parte 2. Concebida por Dios en el cielo, la iglesia, tal cual diseñada por el Arquitecto divino, es sustentada y cuidada por Cristo, se sujeta a su única cabeza, Cristo, y se mantiene como una virgen santa, poseyendo unos atributos excelentes y hermosísimos, algunos de los cuales se resaltan en este estudio.

Esta gráfica de un escenario celestial ilustra el tema Conociendo a la iglesia ideal, Parte 2. Concebida por Dios en el cielo, la iglesia, tal cual diseñada por el Arquitecto divino, es sustentada y cuidada por Cristo, se sujeta a su única cabeza, Cristo, y se mantiene como una virgen santa, poseyendo unos atributos excelentes y hermosísimos, algunos de los cuales se resaltan en este estudio. La iglesia ideal siempre tiene presente su origen celestial y su enlace fundamental con lo celestial, pese a encontrarse en la tierra, extendiéndose hacia los cielos de Dios.

Parte 2

Atributos adicionales

En la Primera parte de este estudio se presentaron dos aspectos del modelo para la iglesia ideal. Tres más se examinan es esta Parte 2.

III.  El modelo divino para la iglesia ideal. Cristo mismo la sustenta y cuida. “Nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia(Efesios 5:29). ¡Cristo mismo “sustenta y cuida” a la iglesia! No la aborrece. Es su propio cuerpo espiritual.

A.  Cristo vive. En la actualidad y en realidad, él es Rey de su reino espiritual en la tierra, el cual es la iglesia, y “preciso es que él reino hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies” (1 Corintios 15:25-26). “Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre” (1 Corintios 15:24). Mientras tanto, reina sobre su iglesia, sustentándola y cuidándola.

B.  Pero, Cristo está a la diestra de su Padre en el cielo. ¿Cómo provee sustento y protección para su iglesia en la tierra?

1.  Pues, sencillo: dejó para ella fuentes inagotables de alimento espiritual, a saber, “la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación” (1 Pedro 2:2 ), conteniendo esta leche “los rudimentos de la doctrina de Cristo” (Hebreos 6:1), y además “el alimento sólido… para los que han alcanzado madurez” (Hebreos 5:11-14).

2.  Todo este alimento espiritual, variado, rico, apetecible para el espíritu hambriento de Dios y la verdad, se encuentra en el Nuevo Testamento. Este abundante alimento satisface a la iglesia ideal, la cual nunca procura alimentarse en las mesas de ídolos, filósofos hinchados de humana sabiduría o chefs religiosos que ofrecen platos exóticos de enseñanzas contaminadas con mandamientos de hombres.

3.  ¿Quiénes están autorizados por Cristo para servir este alimento que sustenta y fortaleza a la iglesia? Respuesta bíblica: los obispos de cada congregación local.  El apóstol Pablo exhorta a los obispos de la congregación en Éfeso: “Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre” (Hechos 20:28).

a)  El “rebaño” se compone de los miembros de la congregación. ¿A quiénes pone el Espíritu Santo para “apacentar la iglesia”? A “obispos”. A varones que saben qué alimento espiritual cada “oveja” a su cuidado necesita para crecimiento, y que saben cómo apacentarla sin hacerle daño.

b)  Anteriormente, apuntamos que ninguna congregación local del presente representa a perfección el modelo divino para la iglesia. Indiscutiblemente, eso es así debido al elemento humano siempre imperfecto. Sin embargo, existe gran número de congregaciones que conocen el modelo, teniendo también el noble propósito loable de hacerlo realidad en la tierra y lográndolo miles al seleccionar una pluralidad de obispos para apacentar a la membresía.

IV.  El modelo divino para la iglesia. Efesios 5:24. “La iglesia está sujeta a Cristo.”

A.  Está “sujeta” a Cristo, la cabeza.

1.  Someterse, sujetarse: vocablos y conceptos poco gratos para multitudes, irritando, provocando y enajenando a muchos que persiguen tenazmente la igualdad de todos en todo aspecto de la vida y los derechos personales de todo individuo por igual.

2.  Exhorta Pablo a toda la iglesia: “Someteos unos a otros en el Señor” (Efesios 5:21).

3.  Añade: “Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor” (Efesios 5:22).

a)  A las casadas les hago una petición: ¿quieren ponerse de pie, por favor?

b)  Ahora, sentarse si NO le gusta, no le cae bien o le parece injusta, hasta machista, la regla de SUJETARSE a su marido.

c)  ¡Bueno! Comoquiera que sea su opinión o sentimiento, sujetarse la esposa al esposo es un elemento integral del “Modelo divino para el matrimonio”.

d)  El “Modelo moderno para el matrimonio” difiere notablemente del divino. La esposa que lo sigue no suele sujetarse a su marido, reclamando igual o superior autoridad, usurpando en no pocos casos el rol asignado por Dios al esposo.

4.  Este mal social y cultural, con todas las plagas de guerras matrimoniales, infidelidad, divorcios, violencia doméstica, hijos delincuentes, crímenes pasionales, etcétera, que ha desatado, CONTAGIA también a muchas congregaciones, las cuales, rebelándose, rehúsan sujetarse a ciertas directrices de Cristo, la cabeza.

B. Cuatro directrices para la iglesia ideal planificada por Dios encontradas en el capítulo 14 de 1 Corintios.

1.  “Hágase todo decentemente y con orden” (1 Corintios 14:40).

2.  En la asamblea, orar un solo varón en voz alta, escuchando en silencio los demás orantes, pero muy atentos para pronunciar el Amén una vez terminada la oración (1 Corintios 14:16-17).

3.  En la asamblea, cuando toda la iglesia está reunida en un solo lugar, tomar la palabra para instruir y edificar no más de tres varones, y que hablen por turno (1 Corintios 14:23-33).

4.  “Como en todas las iglesias de los santos, vuestras mujeres callen en las congregaciones” (1 Corintios 14:33-34). “La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión (1 Timoteo 2:11-14).

a)  La iglesia sujeta a su cabeza Cristo OBEDECE estas directrices.

b)  La que no las obedece ¡NO ESTÁ SUJETADA a Cristo! No sigue el modelo divino para la iglesia ideal.

V.  “Dios, la iglesia es tuya. Tú la concebiste. Tú la diseñaste. ¿Qué atributos estableces para ella?” Se destacan siete atributos divinos para la iglesia en Efesios 5:26-27 y 2 Corintios 11:2-4.  Las siente son: (1)  Santificada, (2)  purificada “en el lavamiento de agua por la palabra” , (3) sin mancha, arruga o cosa semejante, (4)  santa, (5)  gloriosa, (6) como una virgen pura y (7) sinceramente fiel a Cristo. Asimismo Cristo quiere “presentársela a sí mismo”.

A.  ¡Cuán difícil hacer realidad en la tierra este modelo divino tan exaltado para la iglesia!

B.  La falta de “sincera fidelidad a Cristo” es, sin duda, el fallo muy común que resulta en una vestimenta espiritual manchada y estrujada. El apóstol Pablo advierte a la iglesia en Corinto este gran peligro. “Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo. Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo. Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis(2 Corintios 11:2 .4). Resaltamos “toleráis.” Este vocablo clave descubre una causa principal de muchas manchas y arrugas en las congregaciones. Tolerar otros espíritus, otros evangelios. Tolerar conductas que no honran a la cabeza, Cristo. Acercarse al mal, abrazar el pecado, justificar el incumplimiento.

1.  Unión con “Don Juan Poder Secular”. A través de los siglos, las iglesias tradicionalistas han cometido fornicación espiritual frecuentemente, uniéndose a “Don Juan Poder Secular”. Sus alianzas con él, concordatos, posiciones privilegiadas como “iglesia estatal”, han dejado a su vestimenta espiritual completamente sucia y estrujada. Hechos innegables de la historia del cristianismo sostienen esta observación.

-Cristo dijo: “Mi reino no es de este mundo… mi reino no es de aquí” (Juan 18:36 ). Pero estas iglesias que coquetean con los gobiernos seculares, seduciendo y adulterando, no son fieles al Señor. Hacen a la iglesia tan terrenal como cualquier organización secular. Las manchas y arrugas que resultan llenan muchos tomos de la historia cristiana, escritas las descripciones con tintas a color de persecuciones, tortura, martirio y apostasía.

2.  Asociación con “Doña Cultura Liberalizada” y la “Srta. Farándula”. Por otro lado, las iglesias de las líneas protestante, evangélica y pentecostal , se asocian demasiado con dos mujeres peligrosas, asociación que resulta en gran cantidad de manchas, arrugas, impurezas e infidelidad espiritual. Al decir “dos mujeres”, nos referimos a “Doña Cultura Liberalizada”, mujer muy liberal, y su chismosa, chistosa, chiflada hija, la “Srta. Farándula”, muy bella, “sexy”, sensual, material, seductora en extremo.

a)  Con su viveza, música, novelas, videos, películas cinematográficas y modas provocativas, la bella Srta. Farándula hechiza y seduce…

-A los adolescentes y adultos jóvenes, a casi todos, sin dificultad alguna.

-También a gran número de viejos… y viejas.

-Además a sacerdotes, pastores, ministros, evangelistas, obispos, diáconos y maestros de ambos sexos, ¡aun a iglesias enteras!

b)  Algunos religiosos e iglesias justifican su acercamiento a “Doña Cultura Liberalizada” y su atractiva hija la “Srta. Farándula”, explicando que lo hacen con el propósito desinteresado de “ganarlas para Cristo”, o atraer a la juventud a la iglesia y retenerla”.

-En el afán de su alegado celo, o quizá hechizados por los encantos de las dos mujeres, imitan la música y los espectáculos que auspician ellas, añadiendo la palabra “cristiano”, como si esta artimaña cambiara la verdadera naturaleza fundamental de la imitación. “Música cristiana salsa, rock, rap , mariachi, merengue”, la que sea. “¡Espectáculo de música cristiana! En el estadio esta noche ¡SALSA GOSPEL!” Boletos a la venta

-Pero, ¿quién está “ganando” a quién? ¿La iglesia a las dos damas, o estas a la iglesia?

-La función principal de la “Srta. Farándula” es entretener. ¿Qué hacen algunos religiosos con el fin, según ellos, de “ganarla para Cristo”? Pues, ¡ también se dedican a “entretener”. “Entretener” a la juventud, a toda la membresía, con “espectáculos de música cristiana” y “dramas”, con las “actuaciones” de oradores cómicos. El entretenimiento figura entre las empresas más exitosas de actualidad. Asimismo, se han comercializadas las iglesias que se dedican a entretener a los “cristianos”.

-En cuanto a “Doña Cultura Liberalizada”, cualquier iglesia que se acerca a ella buscando su aprobación se expone a manchas y arrugas grandes, si bien no a la misma muerte espiritual. Esta agresiva dama aboga abiertamente por legitimar el matrimonio de homosexuales y lesbianas, la relación de parejas que conviven sin casarse, el divorcio por la razón que sea, la educación sexual de niños a temprana edad, el uso de marihuana, etcétera.

-No faltan religiosos enamorados de ella, ni congregaciones enteras que la admiran. Por ejemplo, en una convocación que la Iglesia Anglicana de Canadá celebró en junio del 2004, en St . Catharines, Ontario, una mayoría de los delegados aprobaron la resolución que afirma “la integridad y santidad” de la relación que existe entre dos personas del mismo sexo comprometidas a ser fiel la una a la otra (Christianity Today –El cristianismo de actualidad- Agosto, 2004, Páginas 24-25). ¡Qué mancha más espantosa! En religiosos de esta calaña no se encuentran ni vestigios de “sincera fidelidad a Cristo” . Una mujer mundana es su modelo, la mujer “Doña Cultura Liberalizada”.

C.  La iglesia ideal es una “virgen pura” desposada “con un solo esposo”, Cristo. Su “fidelidad” a él es sincera e incondicional. Ella ha sido santificada para él, es decir, separada del mundo, con sus deseos y pasiones dañinas. La iglesia ideal es sin mancha, arruga o cosa semejante. Ella es “gloriosa”, resplandeciente en su vestimenta blanca de pureza moral y espiritual.

 

Invitación

“Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra(Efesios 5:25-26).

-La iglesia ideal se compone de personas santificadas, o sea, de almas arrepentidas que han tomado la decisión sabia de apartarse de sus pecados y dedicarse a lo bueno.

-Estas personas santificadas son purificadas por Dios mismo. ¿Cómo y cuándo? Al recibir “el lavamiento del agua por la palabra”. Esto lo experimentan al sumergirse en las aguas bautismales “para perdón de los pecados” (Hechos 2:38). La palabra inspirada autoriza este lavamiento. Por lo tanto, se explica que “el lavamiento del agua” es “por la palabra”, o sea, conforme al mandato de la Deidad.

-Este “lavamiento” es esencial para ser salvo. “Nos salvó… por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo” (Tito 3:5). “El lavamiento de la regeneración” se hace realidad cuando el creyente nace del agua, y “la renovación en el Espíritu Santo” ocurre cuando el creyente nace del Espíritu. Así pues, las condiciones para ser salvo según Tito 3:5 son sinónimas de las que plantea Cristo a Nicodemo, según Juan 3:1-7.

-Este “lavamiento” es esencial para ser añadido a la iglesia que edificó Cristo (Hechos 2:37-47).

-¿Ha sido purificado y santificado usted? ¿Ha recibido “el lavamiento del agua por la palabra”? ¿Ha sido añadido a la iglesia que Dios concibió y Cristo edificó?

-Nuestro mayor deseo es asistirle en el cumplimiento de la voluntad divina para que, al regresar Cristo, se encuentre usted en la iglesia que él buscará, en la que se complacerá, recibiéndola como “su esposa” que “se ha preparado” para “las bodas del Cordero” (Apocalipsis 19:7-8).

 

Conociendo a la iglesia ideal. Parte 1.

Cordialmente, le invitamos a conocer a la iglesia que Cristo estableció

Estudios y artículos en esta Web relacionados con la iglesia

Establecer una iglesia bíblica en su propia casa

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.