Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

 

Cursos de capacitación ministerial. Varios en esta Web.

Evangelismo eficaz. LISTA, con enlaces, de temas que componen el curso.

 

Evangelismo eficaz

Análisis de conceptos, actitudes y metodologías

Información para el autodidactismo o para el maestro que imparte este curso

Seis imágenes (diapositivas) del tamaño 960 x 720 pixeles

Esta es la tercera imagen (diapositiva) para el tema ilustrado Evangelismo eficaz, en editoriallapaz.

Esta imagen es de 400 x 300 pixeles.

 

Tercera imagen, con el texto acompañante

Parte 2

 

Esta es la tercera imagen (diapositiva) para el tema ilustrado Evangelismo eficaz, en editoriallapaz.

 

[Centro. Tres varas de distintos colores, casi verticales.]

Entre las “Tres frentes de guerra espiritual” por el lado izquierdo y “Nuestra Misión” por el lado derecho se hallan tres varitas de distintos colores colocadas a ángulos leves. Estas indican las líneas de combate, en sentido moral-espiritual-religioso-filosófico, entre las principales fuerzas de “Tinieblas y engaños” por un lado, y por el otro, las de “Luz y verdad”. Mientras más cerca a estas líneas se encuentren los combatientes de ambos bandos, más fuerte es su compromiso, se deduce, de avanzar o defender su causa, y, por ende, en más peligro se encuentran de sufrir los embates de conflicto en su psiquis, mente, corazón y espíritu, o de quedarse capturados por el lado opositor. A esta circunstancia se debe la necesidad imprescindible de un adiestramiento adecuado para la lucha de “espíritu a espíritu” para evitar que el “enemigo” triunfe. Por cierto, en los campos de batalla espiritual, los soldados activos y comprometidos de las fuerzas de maldad moral, decepción filosófica e ignorancia espiritual suelen resistir resueltamente las agresiones de los soldados del bien moral, filosofías sanas y verdades espirituales. Estos, a su vez, luchan tenazmente para no ser vencidos por aquellos.

Preguntas críticas para el alumno o la persona autodidáctica que se proyecta en el lado del Bien. Analizándose a sí mismo con honesta objetividad, ubicarse en relación a las líneas más activas de la guerra espiritual conforme a la percepción que tiene de sí mismo en la actualidad. ¿Qué tan cerca se encuentra usted al frente de conflicto activo? Explicar por qué ocupa tal posición.

-En lo más intenso de la lucha.

-En la segunda línea de defensa.

-Después de la segunda línea de defensa.

-Bastante lejos del conflicto.

-Alejado completamente del conflicto.

-Huyendo del conflicto.

Si se visualiza usted como ocupando la primera posición o la segunda, ¿está debidamente adiestrado para tal posición? [Maestro. A su discreción, explorar detenidamente con sus alumnos este tema, o dedicarle menos tiempo.]

-¿Se ha revestido de toda la armadura de Dios?

-¿Dónde se encuentra el texto del Nuevo Testamento que describe toda la armadura de Dios?

-¿De cuántas piezas se compone la armadura?

-Anotar cada pieza, explicando y aplicando su uso.

-¿Qué quiere decir “día malo” en el contexto de la armadura de Dios? Identificar “días malos” para el buen soldado de Jesucristo.

-¿Qué le puede pasar al soldado de Jesucristo que se enfrenta sin tener la preparación adecuada a enemigos fuertes?

-Por ejemplo, entrar en serio conflicto con un profesor evolucionista de biología, intentando descubrir las faltas de sus tesis y argumentos y, a la vez, defender efectivamente la existencia de Dios.

-Otro ejemplo: enfrascarse en controversias sobre el origen del canon del Nuevo Testamento con algún escéptico o ateo muy instruido en cuestiones de manuscritos antiguos, lenguas antiguas, variaciones en los textos antiguos, la existencia de manuscritos antiguos no incluidos en el Nuevo Testamento, tales como el Evangelio según Judas, el Evangelio de Pedro, el Evangelio de María Magdalena, etcétera.

[A la cabeza de la imagen, las palabras Nuestra misión…]

Nuestra misión como buenos soldados de Jesucristo es ¡arrebatar para el Reino de Dios a las almas que militan en el Reino del Mal! Así se puede expresar la Gran Comisión en el lenguaje de guerra espiritual, lenguaje y concepto netamente bíblicos. Todo siempre en el contexto no de guerra religiosa-carnal sino de guerra exclusivamente moral-espiritual. Nunca jamás para hacer daño físico a nadie, ni al más empedernido humanista mundano ni tampoco al más fanático de dogmas e iglesias de hombres. Nunca faltando el respeto a ningún ser humano, ni insultando con acusaciones airadas o lenguaje soez, sino “siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros”.

Tarea para el alumno: aprender de memoria 1 Pedro 3:14-16.

14Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis,

15 sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros;

16 teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo.

[Al pie de la imagen, en el centro, la figura de un varón que simboliza un capitán o lugar teniente de fuerzas armadas, y el texto delante de él y debajo de sus pies.]

Al pie de la imagen, en el centro, la gráfica de un varón con vestimenta de militar profesional representa al buen soldado de Jesucristo seguro de sí mismo en lo concerniente a su preparación para hacer frente al enemigo. Seguridad y dignidad propias que él posee en alto grado, habiendo adquirido estos atributos del “general supremo” del ejército celestial llamado Jesucristo. A diferencia marcada de combatientes carnales, él lucha con amor contra los que ocupan posiciones contrarias a la suya, deseando derribar sus argumentos defectuosos y carnales o materialistas y sojuzgar sus pensamientos malos, reemplazándolos con los pensamientos buenos que resultan en la transformación de mentes y la salvación eterna de almas.

[Maestro. Sugerencia: recordar una y otra vez a los alumnos las expresiones relevantes de 2 Corintios 10:3-6 y el análisis hecho del texto en la Lección 2, Parte B. Repasar. Reforzar continuamente. ]

El buen soldado de Jesucristo lucha con autoridad. La autoridad que el general Jesucristo le ha conferido. Esta autoridad con la que cuenta refuerza su voluntad de soldado, su entrega, su disposición de sufrir penalidades, de sacrificarse, aun de convertirse en mártir de la fe que profesa si así las circunstancias le obligaran.

[Maestro. Volver a recordar a los alumnos las enseñanzas relevantes de 2 Timoteo 2:3-4 y las aplicaciones del texto hechas en la Lección 2, Parte B, número 7. Repasar. Reforzar continuamente. ]

Verticalidad distingue al bueno soldado de Jesucristo. Atributo impreso indeleblemente en su carácter, de manera tal que no puede faltar nunca a su deber, ni ser traicionero de modo alguno. Verticalidad en el manejo de sus armas, en sus relaciones para con los demás soldados del Señor y también frente a todos los que se le oponen, para que estos no tengan nada que decir en contra de su honradez y buen comportamiento.

[Maestro. Llamar atención de nuevo a 1 Pedro 3:14-16, particularmente al 16.]

[Volviendo a la parte superior de la imagen, la pregunta, de letra roja, ¿Nuestras armas?]

Hoy día, ¿cuáles son las armas a nuestra disposición para llevar la batalla al “enemigo” con el propósito singular y noble de arrebatarle almas al servicio de él para convertirlas en almas al servicio de Dios y su gran Reino celestial?

Entre las figuras de dos boxeadores y detrás del varón que está en el acto de tirar dardos anotamos algunas armas que podríamos emplear.

-Invitaciones a cultos, clases, campañas y otras actividades de congregaciones comprometidas al cumplimiento cabal de la Gran Comisión.

-Cartas enviadas a distintos contactos: familiares, amigos, compañeros de trabajo, etcétera.

-Volantes con mensajes espirituales cortos.

-Folletos, discos compactos, mensajes radiales y sermones de alto contenido general, social o filosófico.

[Maestro. Esta imagen fue creada antes de desarrollarse los medios más modernos y sofisticados para la evangelización, por ejemplo: el Internet, teléfonos inteligentes, redes sociales tales como Facebook, etcétera. Instar a los alumnos a compilar una lista de medios más al día y acorde con el ámbito del lugar, o los lugares, donde estarían evangelizando. Discutir los pros y los contras. Disponibilidad. Costos, etcétera.]

[La pregunta, de letra roja, entre la dama con una cartulina y el varón con una cartulina; ¿Su efectividad?]

¿Cuál es la efectividad de estos medios? ¿Contribuyen realmente al cumplimiento de nuestra misión? ¿Son verdaderamente efectivos para la conquista de mentes y corazones para el Señor y su Causa? ¿Producen el fruto muy deseado de “almas convertidas a Cristo”?

Llamamos su atención a la última cláusula de la lista arriba que comienza con “Folletos, discos compactos…”. Dice “…de alto contenido general, social o filosófico”.

Ejercicio.

Definir y dar ejemplos de “alto contenido general”.

-Ejemplo: un folleto cuyo mensaje trate de manera muy general el amor de Dios por la humanidad, sin abordar nunca cómo la persona que quisiera agradar a Dios y ser salva debiera reciprocar el amor divino, dando evidencia incuestionable de amar tanto al Hijo como al Padre.

Tarea para el alumno. Encontrar y citar palabras de Jesucristo que fijan parámetros para probar el que dice amar al Señor que su afirmación sea sincera y verdadera.

Definir y dar ejemplos de “contenido… social”.

-Ejemplo: un volante repartida a nombre de la iglesia cuyo contenido gire sobre la liberación femenina sin jamás ubicar el tema en el contexto del Nuevo Testamento.

Definir y dar ejemplos de “contenido… filosófico”.

-Ejemplo: un mensaje radial pagado por la iglesia dedicado a exponer el origen y los principios supuestamente valiosos del estoicismo, sin comparación alguna con los principios asentados por Jesucristo en su evangelio. Otro ejemplo: un análisis de los beneficios del yoga, sin mencionar relevancias a la vida cristiana. 

[El texto detrás del soldado profesional y debajo de la pregunta, de letra roja, ¿Su efectividad?]

Fíjese ahora, por favor, en el texto detrás del soldado profesional y debajo de la pregunta: ¿Su efectividad? Tome nota de que el enfoque hace contraste con la cláusula “de contenido general, social, o filosófico”. El texto lee:

“Folletos, casetes, mensajes radiales y sermones –y añadimos: mensajes en sitios de Internet, en Facebook u otros medios del tiempo actual- que imparten la verdad sobre temas específicos  y descubren el error, instando a la persona desobediente a tomar una decisión.”

Ejercicio para el alumno, con aportaciones de parte del maestro.

Identificar las diferencias entre “contenido general, social o filosófico” y el contenido según indicado en esta segunda clase de armas para la guerra espiritual.

[En el centro de la imagen, el varón que está tirando dardos hacia los soldados de los ejércitos del Mal.]

Llamamos su atención al varón en el centro de la imagen que está tirando dardos hacia los grandes y fuertes batallones de soldados que componen el inmenso ejército del Mal. En tiempos antiguos, dardos figuraban entre las armas usadas por algunos soldados, al igual que también la jabalina, la lanza y flechas. Dardos largos de acero. Que también llevaban, en algunos casos, material en llamas. A este tipo de dardo capaz de herir de muerte o de incendiar fortalezas el apóstol Pablo se alude en Efesios 6:10-18 al referirse a “los dardos de fuego del enemigo”. Pero, los dardos que aparecen en la imagen que estamos escrutando se parecen más bien a dardos de juguete.

Preguntas para discusión.

¿Le parece correcto comparar armas espirituales “de contenido general, social o filosófico”  a dardos de juguete? ¿Por qué?

¿Cómo reaccionan las fuerzas enemigas a tales “darditos espirituales”?

Evalúe al soldado espiritual que escoja “darditos espirituales” para ir contra las hordas que luchan a favor del Mal.

-¿Malgasta esfuerzos, tiempo, recursos? ¿Por qué?

-¿Conoce usted a soldados cristianos cuya arma favorita sea el “dardito”?

-¿Cuán eficaces en el evangelismo son los que utilizan solo darditos?

[En la parte superior de la imagen, un boxeador con la pregunta cerca de su cabeza ¿Golpeando al aire?]

En 1 Corintios 9:26-27, el apóstol usa la expresión “…como quien golpea al aire” para poner de relieve que él no hacía semejante cosa en lo referente a poner “en servidumbre” su propio cuerpo físico. Aplicando la misma expresión al evangelismo, ciertamente no faltan soldados cristianos que, en sus ejecutorias de evangelizar, golpean al aire. Es decir, los medios que utilizan son esencialmente ineficaces, inefectivos, estériles. Producen pocos resultados, o ninguno.

En la parte superior de la imagen, debajo de la pregunta ¿Nuestras armas?, aparece la figura de un boxeador, y cerca de su cabeza la pregunta “¿Golpeando al aire?” Él estaría golpeando sí al aire, pues está boxeando con su sombra, la que se extiende delante de él en la gráfica. Boxeando con su sombra, pero no con un contrincante de carne y huesos. Lo cual encierra una lección valiosa para el evangelista ilusionado con ser eficaz, a saber: es preciso entrar en contienda espiritual con opositores reales y no con opositores ilusorios. Pelear “la buena batalla” contra fuerzas enemigas de verdad y no con las imaginarias. Contra enemigos de verdad y no con soldados de paja.

[Hacia la derecha, la silueta de un ser humano que abre dos puertas de par en par. También la gráfica que simboliza la tierra nueva, con el nombre de Dios arriba de dos esferas.]

En la imagen, hacia el lado derecho, vemos la silueta de un ser humano que ha abierto dos puertas de par en par. “La iglesia de Cristo” identifica la puerta a la izquierda, en la que también vemos la palabra “PAZ”. “Salvación” identifica la puerta a la derecha, y aparece en ella la palabra “GOZO”. Esta gráfica sirve para ilustrar “Nuestra misión”, pues esta es, precisamente, abrir una vía bíblica para que personas muy deseosas de acercarse a Dios y salvarse eternamente puedan alcanzar su meta, disfrutando aún en esta vida mucha “PAZ” y “GOZO”. De hecho, la “vía bíblica” pasa por la iglesia, conforme a numerosos textos del Nuevo Testamento, entre ellos los siguientes tres.

“Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos” (Hechos 2:47).

“…para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor” (Efesios 3:10-11).

“…Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha” (Efesios 5:25-27).

[La gráfica de una mujer con una cartulina y la gráfica de un varón con una cartulina]

En la imagen figuran una dama que sostiene una cartulina con un mensaje y también un varón con su cartulina. Las palabras en la cartulina de la dama dicen: “Plan de trabajo para las damas”. Claro que damas cristianas pueden desempeñar papeles muy importantes en el evangelismo sin quebrantar las directrices que fijan roles para ellas en la iglesia. El mensaje en la cartulina que sostiene el varón dice: “Estrategias para la evangelización”. ¡Importantísimo tenerlas! ¡Ay del evangelista o de la congregación que no tenga ninguna bien definida!

De nuevo, surge la problemática: ¿cuáles planes o estrategias son verdaderamente eficaces? ¿Qué  plan de batalla espiritual? ¿Cuáles armas a usarse? ¿Darditos, armas un tanto más efectivos o armas realmente efectivos combinadas con estrategias sabiamente trazadas, guiadas en parte por el conocimiento amplio y exacto de los campos de batalla y de las fuerzas opositoras?

[La pregunta a la derecha, de letra roja, que lee: ¿Nos interponemos entre las almas y su salvación?]

En medio de deliberaciones al respecto existe el riesgo real de interponernos a nosotros mismos entre las almas y su salvación. De entorpecer su búsqueda de Dios. Denegarles oportunidades para aprender la Verdad divina, la que obra, a través del sacrificio del Señor Jesús, la santificación del alma (1 Pedro 1:22-23). Especulando sobre cómo “empaquetar” esta Verdad, la que hace libre al que la obedece (Juan 8:32), para que nadie se escandalice al leerla o escucharla. A estas consideraciones obedece la pregunta en la imagen a la derecha: ¿Nos interponemos entre las almas y su salvación?

[El texto al lado derecho de las dos puertas]

Tiene que ver otra pregunta encontrada en la imagen al lado derecho de las dos puertas abiertas de par en par. Al deliberar nosotros sobre qué armas utilizar en esta guerra espiritual y qué plan o estrategia seguir, ¿nos hacemos “jueces” de las necesidades espirituales y de las posibles reacciones intelectuales o emocionales de las almas?

Tarea para los alumnos, con aportaciones de parte del maestro.

Responder a esta pregunta con razones de peso que sostengan respuestas u opiniones.

[La gráfica de una pareja que escruta un documento relacionado con la guerra espiritual]

Ejemplo de juicios personales sobre cuestiones de esta categoría lo tenemos en la pareja en la gráfica al pie de la imagen, en el lado derecho. Escrutando ellos un documento relacionado con el evangelismo con recomendaciones en torno a armas y estrategias, dicen: “Hemos decidido no repartir estos folletos, ni promover el programa radial recomendado en esta petición. El contenido tanto de los folletos como de los mensajes radiales, cuyos bosquejos se incluyen en este documento, es demasiado fuerte”.

Tarea para los alumnos, con aportaciones de parte del maestro.

Analizar esta evaluación cuidadosamente.

A continuación, algunas preguntas que quizás ayuden.

¿Qué clase de evaluación es esta?

¿Netamente subjetiva? Razones para la respuesta dada.

¿Basada en un análisis objetivo del contenido de los folletos y mensajes o de pareceres personales?

¿Obedece a percepciones personales de cómo respondan las almas en general a tales mensajes?

¿Refleja temores a entrar en combate serio espiritual?

¿Se interpone esta pareja entre las almas y Dios? Dar razones.

¿Se interpone todo evangelista entre las almas y Dios? Justificar su respuesta.

¿Utilizan algunos cristianos armas que lastimen o maten a las almas en lugar de conquistarlas para el Reino de Dios? Ejemplos.

Un ejemplo, de entre varios: acusaciones contra el lector u oyente de “bruto intelectualmente”, de “tonto”, de “ignorante y torpe”. “¿Eres tan bruto que no puedes entender que el bautismo es para perdón de los pecados, según Hechos 2:38?”

Tarea para los alumnos, con orientaciones o consejos de parte del maestro.

Escribir un folleto cuyo texto no exceda ambos lados de una hoja tamaño carta, doblada dos veces.

Qué el folleto sea realmente eficaz para ganar almas para el Reino de Dios.

Desde luego, para comprobar su eficacia, sería necesario imprimir y repartir miles de ejemplares en distintas clases de comunidades.

 

Evangelismo eficaz. LISTA, con enlaces, de temas que componen el curso.

Cursos de capacitación ministerial. Varios en esta Web.

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.