Cerrar menú

Nuevos artículos

Doctrinas

Adoración

Capacitación

Profecías

Familia

Apoyo Moral

Categorías

Índice temas

Congregaciones

Versión clásica
Cerrar
Por favor ingrese su nombre.
Por favor ingrese un correo electrónico válido.
Por favor ingrese su comentario, consulta, o sugerencia.
Enviar
Cerrar

Muchas gracias por contactarnos. Su mensaje ha sido enviado con éxito a nuestro correo electrónico.

Editorial La Paz se reserva el derecho de utilizar la aportación que usted hiciera por este medio. Sus comentarios, sugerencias u otros escritos podrían ser añadidos a los recursos de esta Web, incluso comentados por los administradores. Al publicar su aportación, no anotaremos su nombre completo, correo electrónico o cualquier otra información personal, a menos que usted nos autorice explícitamente. También reservamos el derecho de corregir errores ortográficos, de puntuación, etcétera, en su escrito, y reformatearlo, sin alterar el sentido original. Si no aprueba la publicación de su aportación favor de hacérnoslo saber al enviárnosla.

La paz de Dios guarde su corazón. Su servidor en el Señor, Homero Shappley de Álamo

Cerrar
Cerrar

Suscribirse para recibir artículos

Editorial La Paz

Menú Buscar
Unidad de fe e iglesia. Formación del carácter de consiervos de Dios.

 

LISTA de TEMAS y subtemas que componen el curso de capacitación ministerial La unidad de la fe e iglesia

La formación del carácter del consiervo de Dios que ama la Verdad divina y la Unidad de fe e iglesia. Cinco Partes. Parte II.

La Mesa de los Siete Pergaminos en el Templo de la Unidad de la Fe e Iglesia. Parte III de La formación del carácter del consiervo de Dios que ama la Verdad divina y la Unidad de fe e iglesia. Cinco Partes.

 

 

Serie de estudios sobre… 

La Unidad de la fe e iglesia

 

Tres fantásticos aros metálicos brillosos entrelazados ilustran el tema La Unidad de la fe e iglesia, Tema 1, Parte I, en editoriallapaz.

 

TEMA 1

La formación del carácter del consiervo

de Dios que ama la Verdad divina y

la Unidad de fe e iglesia

 

Este abstracto de una figura humana tras líneas y colores variados que resaltan su evolución de carácter ilustra la Parte I de La formación del carácter del consiervo de Dios que ama la Verdad divina y la Unidad de fe e iglesia, en editoriallapaz.

Este abstracto de una figura humana tras líneas y colores variados que resaltan

su evolución de carácter ilustra la Parte I de La formación del carácter

del consiervo de Dios que ama la Verdad divina

y la Unidad de fe e iglesia.

 

Parte I

 

Introducción

Términos claves definidos

Cuatro Templos Sagrados 
que existen en las expansiones santas
del mundo espiritual de Dios

I. Introducción.

A. Salutación. Amados en el Señor, se me concede el inmenso privilegio y honor de explorar juntamente con ustedes áreas del saber espiritual sumamente importantes para nuestros ministerios en el Reino de Dios. Estoy más que agradecido, primero a Dios, luego a los organizadores de este seminario, entonces no menos a todos ustedes que han hecho acto de presencia para compartir los manjares que, humildemente, hemos preparado, esperando y orando que los encuentren apetecibles para el alma.

B. El tema global de esta serie de conferencias es: La unidad de la iglesia.

1. ¿Por qué estudiar los ministros del Señor este tema?

2.  Porque todo líder espiritual de la iglesia edificada por Cristo debe anhelar vivir y trabajar en armonía, paz y unidad con los demás ministros fieles de Dios. Además, porque, en el grueso de los casos, las controversias y divisiones que surgen entre los seguidores de Cristo las causan no los miembros sin puestos en la iglesia (Hechos 20:29-31) sino líderes inmaduros, aunque se registran algunas excepciones.

a) "Armonía." Al articular esta bella palabra, el sonido que se escucha es poético, musical y grato al oído.

b) Les invitamos a participar en una “Dinámica de grupo”.

Con la meta de relajar todo nuestro ser y concentrar nuestros poderes emotivos e intelectuales en el tema de la “Unidad”, pronunciemos todos a una voz la palabra: "Armonía". Y otra vez: "Armonía".

También pronunciemos todos a la vez la tranquilizante palabra monosilábica: "Paz".

Articulemos todos al unísono el hermoso vocablo "Unidad". Y de nuevo: "Unidad". Esta palabra es pacífica y conciliatoria, de matices celestiales, y vinculada estrechamente con los sublimes
sustantivos "Verdad" y "Deidad".

(1) Al decir usted estas preciosas palabras de nuestro idioma, y escucharlas, ¿qué emoción o sensación siente en su ser interior? Es de suponerse que despierten en nuestro corazón sentimientos de …

(a) Bonanza, tranquilidad y sosiego;

(b) Contentamiento, seguridad y fortalecimiento;

(c) Amabilidad y afabilidad;

(d) Dulzura de espíritu, satisfacción.

(2) ¿Y qué expresiones afloran en su rostro?

(a) ¿Acaso una sonrisa, aunque pequeña?

(b) ¿Se relajan los músculos de su cara, desapareciendo los ceños?

c) En esta “Dinámica de grupo”, las próximas palabras
a pronunciarse son: "Contiendas, discusiones, debates
y divisiones"
.

¿Quieren repetirlas todos a una voz? “Contiendas, discusiones, debates y divisiones”. Al decirlas o escucharlas, ¿qué emociones invaden su corazón?

(1) ¿Cómo se siente su espíritu? ¿Acaso un tanto triste, lastimado, abatido, angustiado o aun avergonzado?

(2) ¿Se torna bien serio su semblante manifestando profunda preocupación? ¿Se opaca el brillo de sus ojos?

II. El tema de esta primera conferencia sobre La unidad de la fe y de la iglesia es el siguiente: La formación del carácter del consiervo de Dios que ama la verdad divina y la unidad de la iglesia. A continuación, se definen los vocablos principales de este tema.

A. "Consiervo" significa lo mismo que "embajador de Dios""colaborador de Dios" (2 Corintios 5:18 - 6:1; 1 Corintios 3:9), "ministro" (2 Corintios 3:6) o "líder". En el contexto de estos estudios, estos términos identifican a todo hombre, mujer o joven de la iglesia que ejerza algún ministerio espiritual, es decir, que administre, de la manera que sea, la "multiforme gracia de Dios".

B. "Formación"

1. El desarrollo del carácter, o sea, la creación del nuevo carácter del cristiano consagrado. El nuevo carácter es sinónimo del "nuevo hombre" en Cristo (Colosenses 3:9-10; Gálatas 6:15).

2. Definitivamente, el desarrollo completo del carácter cristiano maduro es un proceso indispensable para el siervo de Dios que aspira al éxito en sus ministerios.

C. "Carácter." Se trata del conjunto de atributos, actitudes y valores morales o espirituales que definen quién es usted ante Dios, la iglesia y la sociedad. “Característica o particularidad; manera de ser que distingue a una cosa o una persona de otras” (Diccionario de uso del español, María Moliner, Gredos, Madrid. Tomo I, 514).

1. ¿Qué tipo de carácter debe tener el siervo de Dios que hace el papel de portador y promotor de la “Unidad” entre los seguidores de Cristo?

a)  La respuesta ha de ser obvia para la mente espiritual, a saber: ¡el mismo tipo de carácter que manifestó Jesucristo durante su propio ministerio terrenal!

b) ¿Hasta qué medida tenemos, cada uno de nosotros, el carácter de Cristo? Sinceramente, ¿el carácter del Señor lo queremos hacer nuestro, aun hasta el grado de suplantar nuestro propio “yo” con el mismo espíritu del Cristo? El apóstol Pablo afirma haberlo logrado, escribiendo: “Ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí” (Gálatas 2:20).

2. Podemos tenerlo -el carácter noble, refinado y completo de verdadero embajador de Dios- si estamos dispuestos a pasar mucho tiempo en…

Cuatro Lugares Santos

a) Al decir “Cuatro Lugares Santos”, no estamos pensando en Jerusalén o el Vaticano en Roma. Ni mucho menos en la Meca, lugar santo para los musulmanes, como tampoco el Gangas, río que los hindúes tienen por sagrado.

b) Más bien, nos referimos a…

Cuatro Templos Sagrados

…que existen en las expansiones santas del mundo espiritual de Dios.

Se trata de...

 

 

A la izquierda: El Templo de la Sana Doctrina

Centro: El Templo de la Santificación y la Santidad

A la derecha: El Templo de la Oración y la Meditación

 

 

y…El Templo de la Unidad de la Fe e Iglesia.

c) Para la formación de un carácter maduro y sólido en el Señor, es preciso que el candidato a los ministerios pase largos días, semanas, meses, en cada uno de estos Cuatro Templos Sagrados.

d) Aun después de haber logrado el alto y codiciado grado de "buen ministro de Jesucristo" (1 Timoteo 4:6), el siervo sabio volverá una y otra vez a pasar tiempo en estos Cuatro Templos Sagrados.

(1) Lo hace porque comprende que, de no hacerlo con frecuencia, bien puede bajar de nivel espiritual en lugar de seguir subiendo, vergonzoso acontecimiento que no pocos ministros viven. Amado consiervo, ¿está usted subiendo o bajando?

(2) Lo hace porque entiende que su carácter, abatido por incesantes pruebas y tentaciones, puede debilitarse o, peor aún, agrietarse exponiéndose al fracaso espiritual catastrófico.

En la actualidad, ¿acaso esté el diablo zarandeando a usted? ¿Acaso se sienta usted flojo, desanimado o frío ante las exigencias de los ministerios que le corresponden? ¿Con cuánta frecuencia visita usted a los Cuatro Templos Sagrados mencionados para reforzar su compromiso, refrescar su espíritu y reabastecer sus recursos espirituales?

(3) El siervo que ha adquirido “inteligencia espiritual” (Colosenses 1:9) en abundancia sabe que puede aflojarse convirtiéndose en un ministro mediocre, incompetente y problemático, tanto para Dios como para su pueblo, la iglesia. Consciente del peligro, vuelve una y otra vez a los Cuatro Templos Sagrados.

e) ¿Conoce usted estos Cuatro Templos Sagrados? ¿Ha entrado en ellos? ¿Ha pasado largos días en ellos? ¿Vuelve una y otra vez a pasar tiempo en ellos?

f) Le invito a acompañarme en esta ocasión en una visita al “Templo de la Unidad de la Fe y de la Iglesia”. ¿Quiere? Vamos, y al entrar en referido lugar de Dios, veremos que todo el ambiente es propicio para adquirir muchos atributos esenciales para la formación de un carácter noble, refinado y completo en Cristo. 

 

 


 

La formación del carácter del consiervo de Dios que ama la Verdad divina y la Unidad de fe e iglesia. Cinco Partes. Parte II.

La Mesa de los Siete Pergaminos en el Templo de la Unidad de la Fe e Iglesia. Parte III de La formación del carácter del consiervo de Dios que ama la Verdad divina y la Unidad de fe e iglesia. Cinco Partes.

LISTA de TEMAS y subtemas que componen el curso de capacitación ministerial La unidad de la fe e iglesia