Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.



Mensaje de fin de año (2008)

Por Giovanni Calderón
 Ft. Worth, Texas

“Celebremos la salvación”

1 Pedro 1:10-12

“10 Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación, 11 escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos.12 A éstos se les reveló que no para sí mismos, sino para nosotros, administraban las cosas que ahora os son anunciadas por los que os han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles.”

I.  Introducción.

A.  Hace solo varios días, el mundo acaba de celebrar y/o recordar el nacimiento de nuestro Salvador Jesús.

1.  ¿Hemos acaso puesto la atención que amerita la salvación?

2.  No se acaba de celebrar/conmemorar el nacimiento de un filosofo sino el nacimiento de nuestro Salvador.

3.  Cualquier celebración que hagamos para conmemorar/celebrar el nacimiento de nuestro Salvador debe ir acompañado e incluir la celebración de la SALVACIÓN.

B.  Vayamos, pues, a lo básico.

1.  Romanos 3:23 dice: “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios…”

2.  Jesús vino a SALVAR a TODOS los pecadores. Lucas 19:10 dice: “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

II.  ¿Por qué celebrar la SALVACIÓN?

A.  Celebremos la salvación por que Cristo puso todo en el pasado.

1.  ¿Qué mejores noticias podemos tener para finalizar el año?

a)  Los programas de noticias están presentando el resumen noticioso para este pasado año.

b)  Los periódicos imprimen varios artículos y secciones especiales resumiendo los acontecimientos del año.

c)  ¿Qué tal si estos eventos resumieran tu vida?

2.  ¿Existe algo que desearías que se OMITIERA del repaso de eventos de este año en tu vida?

3.  Cuando venimos a Cristo, TODO el pasado es PERDONADO.

a)  Los pecados del pasado son TOTALMENTE PERDONADOS.

b)  Todas las perdidas y fracasos son PERDONADOS

4.  La SALVACIÓN trae no solamente el PERDÓN pero también JUSTIFICACIÓN.

5.  Sujeta tus pecados a estos borradores del pasado:

a)  Salmo 103:3 dice: “Él es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias”.

b)  Isaías 1:16 dice: “Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo”.

c)  1 Juan 1:9 dice: “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”.

III.  Celebremos, pues Cristo está con nosotros en este presente.

A  Los profetas se maravillaban de la salvación por medio de la gracia.

1.  Ellos tenían dificultad entendiendo este amor de parte de Dios para con la humanidad.

2.  Se preguntaban: ¿Cómo es que los que desobedecen la ley de Dios pueden ser perdonados?

B.  Los ángeles querían saber más sobre esa salvación por gracia.

1.  La increíble gracia de Dios les habrá incrementado su gozo al anunciar el nacimiento de Cristo.

2.  ¿Cómo es que los pecadores pueden venir a hacer parte de la familia de Dios?

3.  ¿Cómo es que los formalmente perdidos podrían participar de la naturaleza de Dios?

C.  El Salvador nunca nos dejaría solos. Hebreos 13:5-6 dice: “Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré; de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre”.

D.  ¡No vamos a enfrentar solos el nuevo año!

E.  ¡Cristo esta con nosotros!

IV.  Celebremos la salvación porque Cristo estará con nosotros en el futuro.

A.  ¡Lo mejor esta por venir!

B.  Cualquier problema, sufrimiento o prueba no se compara con el gozo de la venida de nuestro Salvador en gloria. Romanos 8:18 dice: “Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse”.

C.  Cristo está con nosotros ahora y el cielo aún nos queda por delante.

D.  Incluso, la muerte no nos puede robar nuestra esperanza en el futuro con Cristo.  Filipenses 1:20-23 dice: “Mi ardiente anhelo y esperanza es que en nada seré avergonzado, sino que con toda libertad, ya sea que yo viva o muera, ahora como siempre, Cristo será exaltado en mi cuerpo. Porque para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia. Ahora bien, si seguir viviendo en este mundo representa para mí un trabajo fructífero, ¿qué escogeré? ¡No lo sé! Me siento presionado por dos posibilidades: deseo partir y estar con Cristo, que es muchísimo mejor”.

E.  El futuro es tan brillante como las promesas de Dios.

V.  Conclusión.

A.  ¿Posees tú hoy esta gran salvación?

1.  Enfrenta esta pregunta honestamente.

2.  No cedas por menos que el estar 100% convencido en tu corazón, mente y espíritu que conoces y has obtenido LA SALVACIÓN.

B.  Cuando sabes que has nacido de nuevo… ¡ENTONCES CELEBRA LA SALVACIÓN!

C.  Juan 3:5. “Yo te aseguro que quien no nazca de agua y del espíritu, no puede entrar en el reino de Dios —respondió Jesús.”

Por Giovanni Calderón, Ft. Worth, Texas

 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.