Cuatro grandes temas interrelacionados

 

Profecías, Fe, Dudas e Incredulidad

 

Para sermones, clases bíblicas o conferencias

 

Primera conferencia

 

Octava diapositiva

Con el texto acompañante

 

 

Esta imagen (diapositiva) es la número 8, con texto acompañante, para la primera conferencia de Cuatro grandes temas interrelacionados: Profecías, Fe, Dudas e Incredulidad, en editoriallapaz.

 

 

Secuencia de gráficas y textos

 

[Para el predicador o maestro, una pequeña orientación sobre el contenido de esta imagen en particular. Se recomienda cambiar el tono de voz y quizás bajar un poco el volumen de la voz al pronunciar las oraciones que aparecen en la imagen,  u oraciones parecidas. Acercarse más a la audiencia, mirando específicamente a algunos de los congregados, con el propósito de lograr un acercamiento más personal. A discreción del que imparte esta conferencia, abundar más en cualquier punto u observación para que el impacto sea mayor o más personal. Ya que lo escrito en la imagen recoge con bastante precisión lo que el autor quería comunicar, ampliamos poco en estas notas.]

[Lado izquierdo, de arriba para abajo]

Muy querido amigo, amiga, joven o adulto, miembro de la iglesia, ¿cuál es su reacción personal a estas profecías cumplidas? ¿A estos HECHOS que estamos confrontando, en esta ocasión, cara a cara?

¿Acaso se sienta pasivo, ya en parte ya completamente? ¿Indiferente? ¿No impresionado?

¿Acaso venga pensando algo como…?

“¿Qué tienen que ver estos eventos conmigo?”

“¡Allá los judíos en Jerusalén! Yo, tranquilo.”

“Estoy aburrido. Nada de esto me importa.”

“Voy a charlar con un amigo.”

-Como el varón en la fotografía que ya abandonó el salón, y está por ahí en el vestíbulo conversando alegremente con su novia, o con algún amigo. ¿Eh?

[La cabeza de la imagen, centro]

De ser así su reacción, diríase que hayamos llegado a un momento crítico en esta conferencia.

[Gráfica de dos cerebros en comunicación. Las luces variantes en cada uno indican gran actividad cerebral-mental, y las líneas curvadas entre las dos mentes representan comunicación inteligente.]

[Texto debajo de la gráfica]

Respetuosa y humildemente, quisiera rogarle que nos comuniquemos el uno con el otro, de tú a tú, de mente a mente, como las dos mentes en la gráfica que están teniendo un intercambio de pensamientos grato y edificante. Mi sincero deseo es tener un intercambio tal con usted. Yo hablando en voz alta y usted respondiendo en su mente a la información impartida, y aplicaciones prácticas de la misma. Desde luego, estoy en desventaja por no poder escuchar, debido a las circunstancias de este foro, su lado del intercambio, pero usted puede comunicarse por e-mail si quisiera.

Sí, un buen intercambio entre nosotros. Pues, no estoy aquí para sermonear o regañar sino para informar, procurando una reacción inteligente a la información impartida. ¿Le parece bien?

[Centro de la imagen. Texto que comienza con ¿Qué tenemos aquí?]

¿Qué tenemos aquí en lo presentado hasta el momento? Profecías de largo alcance sobre un pueblo pequeño perseguido, a saber, Israel, ¡cumplidas al pie de la letra! Qué se nos grabe esta realidad en nuestra mente, psiquis, alma y espíritu.

[Cabeza de la imagen, derecha]

Puesto de relieve tan magna realidad, tengo a bien abordar de nuevo la pregunta acerca de la relevancia de estos temas para usted y este servidor. Dado el hecho de que estas profecías detalladas de aquel Jesús de Nazaret han sido cumplidas perfectamente, razono que usted y yo debiéramos concluir que…

-Jesucristo, el autor de ellas, ¡hablaba de parte de Dios! Su palabra profética no falló. ¡Grandiosa realidad!

-Por ende, sus demás profecías sobre eventos futuros las deberíamos tomar muy en serio.

-¡Usted y yo figuramos sí en unas cuantas de sus profecías tanto para el presente como para el futuro! Así que, ¡OJO! ¡ATENTO! Tanto usted como yo. Lejos de sentirnos pasivos, indiferentes o aburridos, razón fuertísima tenemos de sentir vivo interés y deseo ardiente de entender, acompañado por la intención decidida de encaminar nuestras vidas de tal manera que se alineen con los propósitos del Creador para nosotros, los que se revelan mediante sus profecías, al igual que por sus demás revelaciones.

[Pie de la imagen, centro. Texto de color oro sobrepuesta a la gráfica de una carretera, con la fecha del año 2015.]

Según estas profecías cumplidas de Jesucristo, ¿dónde estamos ubicados en el camino del tiempo?

La respuesta obvia: ¡DESPUÉS del cumplimiento de “los tiempos de los gentiles”!

¡Lejos de donde comenzó la carretera del tiempo de la Era Cristiana, allá a principios del Siglo I!

¡Marchando hacia el cumplimiento de profecías enunciadas para el futuro!

[Pie de la imagen, derecha. Texto de 2 Pedro 1:19.]

La “antorcha” de la palabra profética aún más segura” nos alumbrará el camino con tal de permitir nosotros que su luz entre, en todo su fulgor, en nuestro corazón.

“Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones.”  2 Pedro 1:19.

 


 

Próxima imagen 9

 

Profecías, Fe, Dudas e Incredulidad. LISTA de las doce imágenes con sus textos acompañantes.

Profecías, Fe, Dudas e Incredulidad. LISTA COMPLETA de TEMAS y FORMATOS, con enlaces.

 

El reloj profético. Mensaje de texto completo. Numerosos ejemplos.

Apocalipsis: Análisis de las profecías y visiones. Comentario cuya versión impresa ocupa mil cien páginas, tamaño carta.

¿Huyendo de Apocalipsis?

¿Ficción enigmática inentendible?

¡De modo alguno! En las primeras oraciones,
se pronuncian Bienaventuranzas para la persona
que la lee, u oye, guardando y atesorando para sí sus
fantásticas revelaciones.

Haz la prueba, comenzando con este estudio sobre
el Trasfondo histórico de Apocalipsis.

Su naturaleza fundamental, valor,
origen, quién lo escribió y dónde.

 

En la isla de Patmos, el anciano apóstol Juan, sentado en la ladera de una montaña, con un pergamino en la falda, contempla los cielos altos delante de él, mientras le revela Cristo, mediante un ángel de Dios, las profecías y visiones que componen el libro de Apocalipsis.

 

En la isla de Patmos, que hoy día pertenece a Grecia, el apóstol Juan
recibe:
"La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar
a sus siervos las cosas
que deben suceder pronto; y la declaró
enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan
.
Apocalipsis 1:1

Y ya tú sabes, con meramente leer estas primeras treinta y dos
palabras de Apocalipsis
, que el contenido del libro Dios lo
concibió en su totalidad, revelándosele a Juan por medio
de Jesucristo y el ángel encargado de guiar al apóstol.
Además, ya sabes el propósito de la “revelación”.

¿No te impresiona el tono sencillo, directo, aun sublime y
sobremanera autoritativo, de estas primeras palabras?
Tono mantenido hasta la última palabra de Apocalipsis.

 

 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.