Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.
 

 

Plan divino de salvación. Con enlaces a muchos artículos, estudios e intercambios relacionados.

Salud para la mente, el alma, el espíritu y el cuerpo. Más de noventa artículos, estudios, intercambios, etcétera, en esta Web.

Sermones. Más de ciento treinta y cinco en esta Web. De texto completo, audio, video, PowerPoint.

Dueño de su propia voluntad. Voluntad en niños, adolescentes, jóvenes y adultos. La peligrosa voluntad suelta, agresiva y violenta. Cómo dominar la voluntad. Muchas enseñanzas relevantes.

¡JUSTICIA después de la MUERTE! El justo juicio de Dios.

 

 

La justicia, el dominio propio

y el juicio venidero

Amor y misericordia

 

 

En esta imagen, un gran libro abierto colocado sobre un terreno, con un árbol, un sillón de juicio y un camino frente a sus páginas abiertas, ilustra el tema La justicia, el dominio propio, el juicio, el amor y la misericordia, en editoriallapaz.

 

La justicia

Estimado lector, estimada, ¿sufre usted injusticias en su vida? ¿De qué clase? ¿Con qué frecuencia? ¿Juzga y trata a los demás con rigurosa justicia? ¿O, es injusto en ocasiones, arbitrario y parcial en la aplicación de la justicia? ¿Clasificaría usted la injusticia entre los males más grandes y comunes de la humanidad?

¿Es justo que millones de niños sufran de malnutrición o mueran de hambre, habiendo abundancia de alimento en la tierra, que nazcan con el fatal SIDA millones de bebés, que gran número de niños sus padres los abandonen, que muchos sean abusados, que millones de pequeñas criaturas humanas mueran abortadas porque sus padres no desean que vivan?

¿Es justo que incontables mujeres sufran violencia corporal y psicológica a manos de hombres abusivos? ¿O, el reverso: que hombres sufran lo mismo de parte de mujeres abusadoras?

¿Es justo que los poderosos y ricos opriman y exploten a los débiles, humildes y pobres?

¿Es justo que gran número de viciados, maleantes y criminales anden sueltos sembrando el terror y el caos social, sin ser aprehendidos o castigados?

¿Es justo que se haga acepción de personas a causa de raza, color u otros accidentes de nacimiento?

¿Es justo que multitudes disfruten de lo malo en esta vida, corrompan, malgasten, pisoteen, destruyan o idolatren al hombre o a los dioses falsos, denegándole al Dios verdadero respeto y honra, sin jamás verse obligados a responder o pagar?

¿Quién puede corregir o castigar TANTA injusticia? ¡Solo Dios! Y lo hará a su debido tiempo, porque él es el JUSTO (1 Juan 2:29), no tolerando para siempre la injusticia. De cierto, ha declarado que los injustos están reservados "para ser castigados en el día del juicio" (2 Pedro 2:9).

Quiere que se arrepientan, que repudien toda injusticia, que comiencen a vivir "justa y piadosamente" (Tito 2:12). De no hacerlo, asegura que sufrirán "retribución... porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los injustos "en demostración del justo juicio de Dios" (2 Tesalonicenses 1:5-10Apocalipsis 16:7). Pero, "los ojos del Señor están sobre los JUSTOS" (1 Pedro 3:12), quienes, al ser fieles hasta el fin, son "hechos perfectos" en el Paraíso de Dios (Hebreos 12:23). Amigo, ¿es usted justo o injusto?

 

 

El dominio propio

 

Respetado lector, ¿lo ejerce usted? ¿Tiene dominio propio? ¿Se domina a sí mismo, o le dominan otros? ¿Se domina, o le dominan sus apetitos, pasiones y metas materiales?

¿Le agrada la persona falta de dominio propio? ¡Cuán peligroso es tal ser! Como un automóvil en movimiento, sin chofer, chocando, rompiendo, arrollando. Hace daño a sí mismo y a toda vida que toque, porque no gobierna su propio ser.

No domina sus pensamientos, tampoco sus sentimientos, su lengua, sus miradas, sus manos o sus pies. O lo hace a medias. Usted identifica pronto este tipo de persona, ¿no? Habla demás. Dice barbaridades. Maldice. Blasfema. Chismea. Se embriaga. Come demás. Se endroga. Adultera. Es promiscua. No controla sus pasiones sexuales. Se obsesiona con el dinero, el trabajo, la fama, las modas.

Es víctima de arranques y arrebatos vergonzosos. No domina la ira; tampoco el celo o la envidia. Es indisciplinada, errática, impredecible, dada a excesos. Manipulada por otros.

¿Aprueba usted? Pues, tampoco el Creador. Para él, tales personas son pecadores, a quienes llama al arrepentimiento (Gálatas 5:19-21). "Os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino­­ de Dios".

Dios es sumamente disciplinado; su universo y su Palabra lo confirman. Creados a su imagen, los seres humanos debemos imitar su autodisciplina. De no hacerlo, él nos rechazará eternamente como indignos de participar en su creación ordenada, limpia y gloriosa.

Amigo, amiga, si está viviendo usted desordenadamente, abusando de su cuerpo, lastimando a otros, ¿no le parece que sea hora de arrepentirse, corregirse y adquirir el admirable don del dominio propio?

Si, de veras, cree en Dios, "añadid a vuestra fe ... dominio propio(2 Pedro 1:5-7).

A los que le seguimos "no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio(2 Timoteo 1:7). "Golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que... yo mismo venga a ser eliminado," escribe el apóstol Pablo (1 Corintios 9:27).

¿No quiere usted ser "eliminado" en el "juicio venidero"? ¡Domínese! ¿Le parece imposible? No lo será si, entregándose en serio, glorifica "a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios(1 Corintios 6:20).

 

Un mazo, libros y una balanza en esta fotografía ilusran el tema Justicia, dominio propio y el juicio venidero, en editoriallapaz.org.

 

El juicio venidero

 

¿A quién le gusta ser llevado a juicio? ¿Llamado a testificar? ¿Ser acusado y juzgado en un tribunal? Muchos injustos, indisciplinados, rebeldes y destructores lo evitan en esta vida, pero se acerca prontamente su día en la Corte Celestial ante el Juez Supremo, quien cita a todo ser humano a comparecer y dar cuenta de sí (2 Corintios 5:10 ). "Dios... ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia." Por lo tanto, manda "a todos los hombres en todo lugar que se arrepientan(Hechos 17:30-31). "El espiritual" dice Amén, y se prepara. Pero, "el hombre natural" (1 Corintios 2:14-15) hace caso omiso, o se mofa. ¿Qué hará usted? ¿Piensa pagar una fianza o alcanzar clemencia? No se haga de ilusiones. El Juez se lo ha advertido ya: solo habrá dos sentencias, a saber, el cielo o el infierno. Para los que no se prepararon, no habrá suspensiones, ni perdón.

 

El apóstol Pablo diserta ante el gobernador romano Félix y su esposa sobre la justicia, el dominio propio y el juicio venidero, gráfica que ilustra estos temas en editoriallapaz.org.

 

El apóstol Pablo diserta ante el gobernador romano Félix y su esposa judía Drusila
sobre la justicia, el dominio propio y el juicio venidero
.

 

Justicia, dominio propio, juicio,

amor, misericordia

 

¿Por qué dejar hasta lo último el amor y la misericordia? Porque, ni aquel ni este se manifiesta en todo su poder y esplendor donde reina la injusticia, falta el dominio propio o no se prepara para el juicio venidero.

¿Quiere experimentar el verdadero amor, bien sea humano o divino, y beneficiarse de la misericordia de Dios? Ser justo, gobernarse a sí mismo y vivir para el día del "justo juicio de Dios". Estas son las condiciones.

Al tener el apóstol Pablo la oportunidad de exponer el mensaje de Cristo ante el gobernador romano Félix, disertó "acerca de la justicia, del dominio propio y del juicio venidero" (Hechos 24:25). Escuchando estos tres temas, "Félix se espantó", pero no obedeció.

¿Se inquieta usted al leer sobre estos temas? ¿Se espanta? ¿Obedecerá para que conozca a plenitud el amor, goce de misericordia y sea pronunciado salvo en el juicio venidero? Si está dispuesto, los próximos pasos son: arrepentirse, sumergirse en las aguas bautismales, buscar a la iglesia de Cristo y perseverar en ella, adquiriendo y perfeccionando las virtudes divinas (Hechos 2:37-472 Pedro 1:3-11).

Nuestra oración por usted es que nos contacte para que le brindemos nuestro apoyo moral-espiritual, interesándonos solo el bien de su alma y su salvación eterna, y no sus bienes materiales.

 


 

¡JUSTICIA después de la MUERTE! El justo juicio de Dios.

Dueño de su propia voluntad. Voluntad en niños, adolescentes, jóvenes y adultos. La peligrosa voluntad suelta, agresiva y violenta. Cómo dominar la voluntad. Muchas enseñanzas relevantes.

Plan divino de salvación. Con enlaces a muchos artículos, estudios e intercambios relacionados.

Salud para la mente, el alma, el espíritu y el cuerpo. Más de noventa artículos, estudios, intercambios, etcétera, en esta Web.

Sermones. Más de ciento treinta y cinco en esta Web. De texto completo, audio, video, PowerPoint.

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.