Regístrese para recibir notificaciones de nuevos materiales. Reciba gratis 100 himnos en PowerPoint al enlazar a nuestro sitio.

 

-Derechos reservados

Estudios para los siervos del Señor que ministran en su iglesia.
Formato de conferencia. Adaptable para clases.

-Desglose del contenido de la serie

[Nota. Se está trabajando en una nueva versión de este estudio. Septiembre, 2010.]

Serie de siete estudios

"La Unidad de la Iglesia"

Estudio 6

"El fortalecimiento de la unidad de la iglesia
a través de la unidad familiar"

I.  Introducción.

A.  Salutación.

B.  Tema: "El fortalecimiento de la unidad de la iglesia a través de la unidad familiar".

1.  Visualizamos a la iglesia local como una esfera (globo) grande, con una superficie dura y brillante, llena de entidades con vida, dinámica (en movimiento), y que emita luz y energía, atrayendo a las almas conforme al poder que pulse en su interior.

a)  La "superficie dura y brillante" es el amor fraternal no fingido.

(1)  Esta es la fuerza que une a todos los moradores de la esfera grande.
(2)  Este amor puro es como un casco fuerte que encierra y protege a todas las familias y los individuos que se encuentran en la esfera grande.

b)  Dentro de esta esfera grande discernimos otras esferas más pequeñas.

(1)  Estas son las familias que componen la congregación.
(2)  Observamos que estas esferas pequeñas pueden agruparse de acuerdo con los rasgos que los caracterizan.

2.  Estudiemos de cerca las esferas pequeñas para entender cómo contribuyen a la integridad, unidad y poder de la esfera grande, o restan de ella.

II.  En el centro de la esfera grande hay una concentración de esferas pequeñas casi perfectamente redondas, cada una con una superficie dura y luminosa, y por dentro unas entidades posicionadas y conectadas, conforme a un solo plan maestro, de tal modo que se maximicen la unidad, productividad, poder y felicidad de los componentes del grupo.

A.  Estas son las familias estrechamente unidas que componen el núcleo de la congregación local.

B.  La estabilidad, fuerza y permanencia de la congregación se centran en estas familias.

C.  Estas familias sólidas y unidas aseguran que la iglesia sea sólida y unida.

D.  Emana de esta concentración de esferas (familias unidas) tremendo poder espiritual, la que se hace sentir en toda la esfera grande (la congregación). Aquí está la dínamo principal, la cual provee la mayor parte de la luz que llena toda la esfera grande, alcanzando su resplandor aun a las tinieblas de afuera, suministrando además casi toda la energía para mantener la esfera grande funcionando y en movimiento (se trata de las obras espirituales asignadas a la iglesia).

E.  Su rasgo de "casi perfectamente redondas" significa que estas familias han logrado un alto grado de perfección en Cristo.

F.  La "superficie dura y luminosa" es símbolo del amor matrimonial y filial fortalecido al máximo y pulido. Esta superficie es un casco duro que envuelve totalmente al  valiosísimo contenido precioso de la esfera (la familia que la ocupa), protegiéndola.

G.  Las "entidades posicionadas y conectadas según un mismo plan maestro" son:

1.  El hombre casado, en sus roles de esposo y cabeza del hogar.

a)  El es amante y tierno esposo (Efesios 5:22-33; Colosenses 3:19-20; 1 Pedro 3:7) que sustenta a su familia tanto con el pan espiritual como con el material (1 Timoteo 5:8; 2 Tesalonicenses 3:6-15; Efesios 4:28).

b)  El es padre amoroso que sabe imponer la disciplina necesaria, sin provocar a sus hijos a ira (Efesios 6:1-4).

2.  La mujer casada, en sus roles de de esposa y madre.

a)  Ella es amante, sumisa, respetuosa y casta esposa (Efesios 5:22-33; Colosenses 3:18; 1 Pedro 3:1-7).

b)  Ella es madre amorosa que sabe gobernar su casa y criar a sus hijos según las instrucciones del Señor (1 Timoteo 5:14; Tito 2:4-5; Efesios 6:1-4).

3.  Los hijos grandes que ya obedecieron al Señor, zambulléndose en agua “para perdón de los pecados” (Hechos 2:38).

a)  Estos honran y obedecen a sus padres (Efesios 4:1-3).

b)  Además, se llevan bien entre sí. Son hermanos carnales, pero también hermanos espirituales en el Señor Jesús.

4.  Los hijos chiquitos.

a)  Estos están bajo la supervisión constante de padres amorosos que se preocupan por su bienestar físico, moral y espiritual.

b)  También sus hermanos mayores los aman, velando celosamente por ellos.

H.  El "plan maestro" es, precisamente, el diseño trazado por el Creador mismo para la organización y el funcionamiento de la familia ideal.

I.  "Unida, productiva, poderosa y feliz." ¡Asimismo es la congregación que cuenta con familias como éstas!

III.  En la esfera grande (la congregación local) discernimos otras esferas (familias) con características que contrastan con las del grupo en el centro. No son redondas sino de formas irregulares. Examinándolas detenidamente, observamos que sus superficies parecen ser algo blandas, de pobre consistencia, ¡aun agrietadas y rotas en algunos lugares! Al contemplar a las entidades que las habitan, notamos que ocupan posiciones extrañas, no discerniéndose en su disposición patrón alguno maestro. Además, las conexiones entre ellas parecen ser tenues, torcidas y frágiles, rompiéndose con asombrosa facilidad.

-Vemos que poca luz y energía fluyen de este tipo de esfera. Por cierto, ¡de vez en cuando, su luz mengua hasta apagarse completamente! Luego, revive, aunque parpadeante y débil. 

-Estas esferas presentan otra anomalía preocupante, a saber, emiten, cada rato, sonidos discordantes, como de los estallidos que ocurren cuando corrientes dispares o contrarias se cruzan. Al continuar observándolas pacientemente, escuchamos, en ocasiones, hasta truenos y vemos, algo atemorizados, que algunas de estas esferas se estremecen violentamente. Cuando esto ocurre, las demás esferas (familias) son afectadas y la esfera grande (congregación) pierde un porcentaje de su poder para alumbrar, moverse y atraer.

A.  Este grupo de esferas simboliza a las familias de la congregación que no están bien unidas, cada una en particular como entidad social-espiritual.

B.  Las "superficies blandas y de pobre consistencia" evidencian que el amor matrimonial y filial de estas familias no ha sido perfeccionado sino que, lejos de ello, fácilmente cede ante presiones aun ligeras, no resiste roces siquiera leves; es errático, inconstante; a veces, insincero, aun impuro, por el egoísmo, materialismo o sensualismo que lo diluye.

C.  "Agrietadas y rotas en algunos lugares". Por los encontronazos emocionales, las rencillas verbales, el rompimiento ocasional de relaciones normales, la tirantez de competencias infantiles y celos amargos.

D.  "Las entidades ocupan posiciones extrañas". Por ejemplo,…

[Falta revisar y reformatear el resto de este estudio.]

1.       El hombre casado .

a)      Funge erráticamente como cabeza del hogar, cumpliendo en ocasiones el papel que le corresponde, pero no siempre.

b)      Hay días cuando se vuelve tosco, rudo, áspero, ofensivo, duro y aun violento.

c)      Es inconstante referente a su deber de sustentar el hogar, a veces poniéndose vago e irresponsable.

d)      Pierde la paciencia para con sus hijos, gritándoles airadamente, castigándoles caprichosamente, aun con violencia hiriente.

2.       La mujer casada .

a)      Hay días cuando ella se vuelve desafiante y desobediente, intentando tomar el dominio total en el hogar. Castiga al esposo negándole el amor.

b)      Se cansa de las tareas caseras y de bregar con sus hijos.

(1)     A menudo se pone de mal humor.
(2)     No limpia la casa y hay días cuando ni siquiera prepara alimentos para la familia.
(3)     Pasa demasiado tiempo fuera del hogar charlando con los vecinos, metida en las casas de familiares o paseando por el pueblo.

3.       Los hijos , desorientados por la conducta errática de sus padres, se confunden poniéndose resentidos y rebeldes.

a)      Tratan de manipular a sus padres.

  b)      En ocasiones, los grandes pelean por no ir a la iglesia.

c)      Tanto grandes como chiquitos cruzan miradas y palabras que perjudican sus relaciones de "hermanos". Pelean. Sin darse cuenta, siembran las semillas de sentimientos lastimados y resentimientos que resultarán, cuando lleguen a adultos, en la enajenación amarga y el distanciamiento quizás casi total.

E.     " Conexiones tenues, torcidas y frágiles" son las relaciones flojas entre los miembros de esta clase de familia.

1.           Después de sus encontronazos , los esposos, aún llenos de ira y resentimiento , pasan horas, días, semanas sin hablarse, sin un abrazo o un besito.

2.           Cualquier palabra, gesto o hecho lo tuercen tomándolo como ofensivo y usándolo como excusa para cortar brusca, arbitraria y unilateralmente toda comunicación sensata y toda relación positiva .

F.      "Los sonidos como de estallidos y los truenos" son las peleas verbales y aun físicas que prorrumpen en el seno del hogar cuando chocan las voluntades contrarias e inflexibles de los que residen allí.

G.     " Algunas se estremecen violentamente" , señal de que tales familias están a punto de explotar, de separarse, de recurrir al divorcio.

H.      Claro que esta clase de familia desunida representa un peligro serio para toda la congregación .

1.       Su inestabilidad y mal ejemplo impactan a otras familias de la iglesia.

2.       Sus acciones irracionales, conflictos y peleas se prestan para chismes y consabido es que los chismes siempre obran en contra de la unidad de la iglesia.

3.       Pese a que traten de disimular y tapar la triste condición de su hogar, "papá, mamá y los hijos" tienden a involucrar a otras familias de la iglesia en sus conflictos.

a)      Lo hacen por medio de buscar orientación y consejos .

b)      Lo hacen contando con lujo de detalle "lo que dijo mi esposo o lo que hizo mi esposa", aun exagerando, para desahogarse y desquitarse .

c)      Lo hacen buscando cada cual apoyo para su lado, para su ego, para su versión de lo que está pasando; buscando justificación .

d)      Las "otras familias" contactadas pueden caer en el error de favorecer sólo a una de las facciones, sin tener todos los datos para un juicio completamente imparcial .

e)      Cabe la posibilidad (lo hemos visto suceder) que las "otras familias" (de la iglesia) también entren en conflictos entre sí, discutiendo y debatiendo, aun acaloradamente, sobre quién, o quiénes, tengan razón en su evaluación de lo que está pasando, y quiénes son los más culpables en "esa familia caótica" que está tambaleando al borde del "Abismo del Rompimiento".

4.       Son capaces de involucrar y sacar de quicio aun a los líderes de la congregación.

a)      Los líderes no pueden simplemente obviar la familia desunida y a punto de explotar por la sencilla razón de que   tal familia es capaz de hacerle muchísimo daño a la congregación.

b)      Los líderes maduros y bien unidos estudian la situación. Visitan a la familia desunida. Reprenden, exhortan, redarguyen y llaman al arrepentimiento. Pase lo que pase, los líderes se mantienen unidos frente a la situación.

c)      En cambio, los líderes que carecen de madurez y solidez bien pueden caer en desacuerdos, disputas fuertes y división sobre cómo tratar a los distintos miembros de la familia desunida o sobre qué medidas a tomarse para enfrentarse a los peligros que tal familia representa.

(1)     Pueden caer en el vórtice del torbellino negro que gira violentamente en el seno de la familia desunida y llena de pecado , quedándose golpeados y desgarrados emocional y espiritualmente.
(2)     Al tratar de cambiar a tal familia y lograr que sus integrantes confiesen sus pecados y se arrepientan, puede suceder que esa misma familia le caigan encima al líder espiritual (el anciano, el evangelista, el predicador, el diácono, el maestro) con acusaciones de "entremetido", "juez parcializado", “chismoso” y otros epítetos denigrantes .

d)      Al seguir tales familias en la iglesia por meses y años sin cambiar sus malas costumbres, las tensiones y las frustraciones aumentan para los líderes y los demás miembros. Esta condición puede afectar seriamente la unión, la comunión, la eficacia evangelística, el dinamismo espiritual y la santidad general de la congregación .

I.        ¿ De dónde vienen estas "familias desunidas y llenas de pecado"?

1.       Salen del mundo y llegan a la iglesia cuando “se convierten”.

a)      Con sobrada razón, vienen a la iglesia buscando soluciones para su hogar al borde del precipicio, quizás motivados también por el deseo de salvación.

b)      Pero su conversión no es completa. No se transforman en familias sólidas y bien espirituales porque no logran aceptar todas las normas para la familia ideal que enseña Dios.

c)           Llegan, con todos sus problemas familiares, a la iglesia. Se bautizan. En poco se reforman. Pronto vuelven a sus viejas costumbres malísimas y destructoras, pero siguen en la iglesia.

2.       Otras familias problemáticas se desarrollan en el mismo seno de la iglesia . Esto ocurre cuando se casan personas que ya son miembros de la iglesia, pero les falta espiritualidad. Dos ejemplos:

a)      Una pareja de cristianos se casa. A pesar de ser cristianos, surgen, casi enseguida, fuertes diferencias que desembocan en discusiones airadas, peleas verbales o aun en agresión física.

  b)      Una pareja de cristianos se casa y su matrimonio marcha bien por tres, cinco, quince o veinte años. Luego, se deteriora hasta el extremo de pasar a la categoría de "familias desunidas al borde de explotar". Su matrimonio se deteriora porque no lo cuidan constantemente, o porque mengua su espiritualidad, o porque no vencen las presiones diarias del hogar, etcétera.

J.       ¿Qué pasa cuando estas familias explotan?

1.       Se salen algunos de sus integrantes, o quizás todos, de la iglesia, echando a perder su salvación.

2.       Es posible que arrastren consigo a otros feligreses fuera de la iglesia, hacia el espacio frío donde vuelan las huestes de Satanás (Por ejemplo, a familiares que también son miembros de la iglesia o a cristianos débiles que hayan sido lastimados fuertemente en su espíritu por las acciones o las palabras dañinas de la familia desunida y llena de pecado).

3.       La esfera que es la congregación madura sufre una pequeña rotura en su superficie y quizás algún daño por dentro .

a)      Pero los hábiles líderes actúan rápido para contener el daño.

b)      Sellan la superficie, reparan lo que se puede reparar y hacen que siga funcionando la esfera -¡aun mejor que antes!- como luz fuerte que alumbra en medio de las tinieblas y nave de rescate que recibe a todas las almas dispuestas a dejar la oscuridad y subir a bordo.

IV.      ¿Hay líderes de la iglesia cuyas familias están desunidas? De cierto que sí; la evidencia es abrumadora. Se trata de una anomalía demasiado común en nuestra hermandad.  

-Hermanos que predican y enseñan pero que viven en conflicto con sus cónyuges e hijos .   - Mujeres casadas con líderes de la iglesia que, lejos de apoyar moral, emocional y materialmente a sus maridos en sus ministerios, los estorban .      

- Mujeres cristianas casadas que enseñan y ayudan en la obra del Señor pero que no tratan bien a sus propias familias, o no gozan de la cooperación de sus familias.     

- Tales familias proyectan una imagen y un ejemplo malísimo tanto para la iglesia como para el mundo.    - Su espíritu de desunión es transferido a la congregación y fácilmente absorbido por ella.   - ¿Por qué sufren deterioro, desunión y aun desintegración los hogares de algunos líderes de la iglesia? A continuación, presentamos unos estereotipos para ilustrar las razones primordiales. Conozca al:

A.     Hno. Cerebral Frío .

1.      "Cerebral" (de "cerebro"): "Tipo psicológico en que predomina la actividad cerebral sobre la afectiva o la fisiológica" (Diccionario de uso del español, Tomo I, Pág. 584).

2.       Este "tipo" de ministro, tal cual los fariseos , conoce mucha Biblia, mucha doctrina y muchos argumentos para refutar a los demás religiosos. Enseña bien. Predica con poder. Es muy estudioso. Muchos lo alaban.

3.       Pero cuando llega a su casa es poco afectivo para con su esposa e hijos; poco cariñoso, tierno, amigable, comunicativo o compasivo .

a)      Lo encuentran "frío" .

b)      Cuando se quejan, él se molesta y se justifica afirmando que "Dios y la iglesia son primeros, que hay que estudiar mucho, que hay que trabajar tanto, que el tiempo no da."

c)      Ellos se sienten despreciados, rechazados y enajenados.

d)      Le acusan diciendo: "Usted enseña y predica sobre el amor pero ¡no vive lo que predica"!

4.       ¡Ay del hno. Cerebral Frío! ¡No ha logrado concordancia y armonía entre su mensaje y su práctica!

5.       Las tensiones en su hogar aumentan de día en día y se reflejan en su ministerio . Algunos miembros se percatan de las miradas duras de su esposa e hijos y de la inconformidad y los disgustos que exteriorizan de cuando en cuando, y concluyen, correctamente, que la familia del hno. Cerebral Frío está bien desunida, quizás a punto de desintegrarse.

6.       Al hno. Cerebral Frío le hace falta sabiduría divina y valor moral para lograr la concordancia necesaria entre el Mensaje que predica y la implementación práctica del evangelio en su propia vida. Si quiere salvar a su hogar, tendrá que aprender a balancear sus compromisos ministeriales con sus compromisos de esposo y padre , ya que si descuida estos compromisos sociales ¡quedarán prácticamente sin valor y efectividad aquellos compromisos de ministro y maestro espiritual !

B.      Hno. Pretencioso Vacío .

1.       El hno. Pretensioso a la verdad ¡ "pretende" mucho!

a)      "Pretende" abarcar mucho en su ministerio. "Pretende" impresionar.

b)      "Pretende" ser un ministro reconocido y aplaudido.

c)      Es extrovertido, trabajador, buen orador y productivo en la obra.

d)      Después de unos años de lucha, se cansa de la rutina y pierde el amor por las almas . Sin embargo, sigue pretendiendo ser buen ministro y fiel. Pero, por dentro ¡ya está vacío !

(1)     Ya no le interesa conocer sólo espiritualmente a los miembros, o a las personas que no son miembros, con quienes tiene contacto. Más bien, lo que le llama la atención es lo material y lo carnal. En particular, se siente fuertemente atraído a las hermanas bonitas, tanto por las casadas como por las solteras.
(2)     Se ha convertido en puro hipócrita; pretende ser lo que no es. Pretende ser cristiano y buen ministro. En realidad no es cristiano y, por lo tanto, su ministerio es mera farsa.

2.       Su esposa e hijos perciben, con muchísima angustia y pena, el deterioro espiritual de su esposo y padre . Él ya no los ama. Sólo critica, censura, grita y pelea. Son una carga para él. En su corazón enfermo, quiere deshacerse de ellos y casarse con una mujer joven y sensual.

3.       ¿Qué hogar resiste el estrés tremendo creado por un esposo y padre que pretende ser cristiano y líder de la iglesia, pero su alma está vacía de espiritualidad y su corazón está lleno de malos deseos? Se agrieta. Se divide. Se derrumba. Pagan las consecuencias no sólo su familia sino también toda la iglesia.

C.      Hna. Pura Desinteresada , esposa del hno. predicador Diligente Esforzado .

1.       El hno. Diligente es un aplicado obrero, concienzudo y respetado por los demás predicadores. Se trata de un varón bien espiritual que ama sinceramente a las almas perdidas y ama mucho a la iglesia del Señor. También ama mucho a su esposa Pura, y a sus hijos. Vela bien por ellos, cuidándolos y sustentándolos. Pero su corazón está desgarrado por la pobreza espiritual de su esposa .  

2.      ¿Cómo es la hna. Pura?

a)      Tal como indicara su apellido, ella es "desinteresada ", "puramente desinteresada" cuando del ministerio de su esposo y de las cosas de la iglesia se trata.

b)      Él le cuenta lo que está haciendo por las almas y lo que está logrando. Ella, lejos de alegrarse, felicitarlo y animarlo, hace algún comentario negativo al efecto de que es inútil intentar que las personas mejoren, que siempre reinciden, que no vale la pena tanto esfuerzo.

c)      Él estudia mucho y prepara un sermón bien edificante. El único comentario que hace ella es que él tenía la corbata guindando por un lado y que su "plática" era demasiado larga .

d)      Él estudia largas horas con una familia inconversa muy deseosa de aprender. Llega un poco tarde a la casa y Pura le saluda, no con una sonrisa, un beso y brazos abiertos, sino con cara seria y una lengua larga que usa para vociferar censuras y recriminaciones .

e)      Pura dice que cree en Dios y que es cristiana pero rara vez lee la Biblia. No sabe casi nada de Biblia . No se interesa por aprender a exponer y defender la sana doctrina. Su ignorancia de las Escrituras es algo bochornoso para el hno. Diligente, y su vagancia y desinterés espiritual más todavía.

f)       En realidad, la hna. Pura es una mujer más carnal que espiritual ; egoísta, negativa, refunfuñona, resentida y difícil . No ha crecido espiritualmente. No es la "ayuda idónea" que su esposo necesita para sus labores en el Reino. No lo acompaña. No lo anima. No lo apoya.

3.       Pura y Diligente van por dos líneas tangentes divergentes : Ella por la de lo material y carnal; él por la de lo espiritual.

4.       La pobreza espiritual de la hna. Pura Desinteresada produce fuertes corrientes y tensiones emocionales que debilitan su hogar, ponen en peligro su matrimonio, traban el ministerio de su esposo y repercuten inevitablemente en la iglesia , obrando en contra del bienestar y de la unidad de la familia de Dios.

5.      ¿Podrá seguir soportando el hno. Diligente Esforzado? O, ¿se aflojarán su voluntad, determinación, compromiso y fe? ¿Resistirá su espíritu, fortaleciéndose aún más, o se rajará de repente como se parte estruendosamente una columna grande cuando el peso que está aguantando sobrepasa el límite?

a)      Bien se sabe que algunas columnas en la iglesia se rajan así y ¡por éstas mismas razones!

b)      Cuando cede de repente una columna en la iglesia y se quiere saber por qué, se debe examinar:

(1)     Primero el matrimonio y el hogar del buen hermano que ha caído.
(2)     Luego, a los demás líderes de la congregación y a la congregación entera.

c)           Quizás se desplome por falta de siquiera un buen hermano que le brinde su apoyo, que comparta su carga pesada o que le aliente en los tiempos críticos. De ser así, ¡qué tragedia! ¡Qué tragedia más triste e inexcusable! ¡Tragedia espiritual que acarrea condenación eterna para los culpables!

d)           ( Nota: Hermano, hermana, si usted se ve retratado, aunque sólo en forma parcial, en los cuadros que presentamos, le rogamos que regrese a su casa con el propósito firme de corregir lo deficiente y dañino en su carácter. Cambiar el carácter una vez se es adulto no es nada fácil pero vale la pena si deseamos conservar la unidad y solidez de nuestros matrimonios, como también la unidad y la solidez de la iglesia).

V.          Unas palabras para las hermanas casadas con líderes de la iglesia .             Hermana, dado el hecho de que usted está unida completamente a su esposo por los lazos matrimoniales y de hogar, asegúrese de unirse completamente a él espiritualmente.

A.     Colóquese en el mismo nivel de madurez espiritual con él . No se quede rezagada, retraída, distraída e ignorante.

1.       Su deber , al igual que el de su esposo, es aprender toda la verdad , toda la sana doctrina y toda norma de conducta espiritual.

2.       Su deber , al igual que el de su esposo, es brindar todo su apoyo intelectual, moral y espiritual , no sólo a él, sino a toda la iglesia y a la causa de Cristo en la tierra.

3.       Su compromiso con Dios, la iglesia y la salvación debe ser igual ,   y no inferior al de su esposo.

4.       Su amor a la verdad y a la iglesia debe igualar al amor fuerte que siente su esposo.

5.       Pero, al crecer mucho en conocimiento y capacidad, no cometa el error grave de tornarse demasiado agresiva o mandona , colocándose en un nivel más alto que el que ocupa su esposo y convirtiéndose prácticamente en "pastora" . El lugar ideal para usted es al lado de su esposo . ¡Ni delante de él ni detrás de él, sino al lado de él!

B.      Procure siempre la unidad, solidez y felicidad de su matrimonio.

1.      Luche astuta y tenazmente para que nada ni nadie se interponga en su matrimonio y lo debilite o lo divida.

2.      Cumpla con todos sus deberes matrimoniales, no sólo con el deber conyugal (sexual) sino con todos los demás, tanto con los físicos como con los mentales, emocionales y espirituales.

C.      Procure siempre la unidad, solidez y felicidad de la iglesia.

1.       Este deber no es sólo para su esposo en su papel de líder de la iglesia; ¡Es suyo también!

2.       Al conservar siempre la unidad, la solidez y la felicidad de su propio matrimonio ¡estará aportando mucho para conservar la unidad, la solidez y la felicidad de la iglesia!, según el dictamen: "Hogares cristianos bien unidos; iglesia bien unida."

3.       Si su esposo se desorienta e intenta comenzar alguna división o hacerse partícipe de una ya formada, ¡es su deber refrenarlo!

a)      Con amor y firmeza, ¡refrenarlo!

b)      Con amor y firmeza, ¡rehusar seguirlo!

c)      Si usted sigue ciegamente a su esposo en alguna disimulación o división, ¡sufrirá usted el mismo castigo que él!

d)      Si su esposo se convierte en divisionista y usted dice: "Donde va mi esposo, voy yo porque somos uno. No dejaré que las creencias religiosas, por erróneas que sean, afecten mi matrimonio, ¡ni siquiera divisiones!" , entonces se hace usted partícipe en sus pecados y ¡los dos irán a parar en el infierno!

4.       Si llega el momento cuando su esposo se afloja y usted se encuentra más fuerte espiritualmente que él, no titubee en recurrirse a su fuerza superior para tratar de rehabilitar y fortalecer a su esposo , siempre dentro de un marco de amor, sumisión y respeto.

VI.      Unas palabras de advertencia para las familias unidas que, manteniéndose siempre unidas, caen en divisiones : ¡El amor, la solidez, y la felicidad que gozan porque están unidos no los eximirán del castigo eterno si caen todos juntos en divisiones, fomentándolas y promoviéndolas!

A.      El triste cuadro de algunas "casas enteras" del primer siglo es que se dejaron engañar por los judaizantes y otros divisionistas. "Porque hay aún muchos contumaces, habladores de vanidades y engañadores, mayormente los de la circuncisión, a los cuales es preciso tapar la boca; que trastornan casas enteras , enseñando por ganancia deshonesta lo que no conviene" ( Tito 1:10-11 ).

1.      "Trastornar" quiere decir confundir y desorientar.

2.      "Casas enteras" significa todos los integrantes (esposo, esposa e hijos) de las familias afectadas.

B.      Los divisionistas de toda clase suelen conquistar "casas enteras" , o sea, familias completas y máxime si éstas están bien unidas.

C.      Las familias bien unidas tienden a quedarse unidas en las buenas y en las malas , tanto en el error como en la Verdad . Dondequiera que vaya la cabeza de la familia unida, ¡naturalmente le siguen los demás miembros!

1.      Padre de familia, ¡sea advertido! Si usted se atreve a fomentar alguna división y lleva consigo a su esposa e hijos porque ellos le aman tanto, estando bien unida su familia, ¡sepa que se hace usted responsable por ellos y potencialmente culpable de llevar a todos al infierno!

2.       Lo mismo se aplica a cualquier miembro de una familia unida que va en pos de divisionistas arrastrando a toda la familia.

a)      El culpable puede ser la esposa que se enamora de alguna secta o movimiento, por ejemplo, la " liberación femenina". Ella se hace culpable si abraza los criterios y las normas anti bíblicas de dicho movimiento, empeñándose en unirse, con su familia, a una congregación que lo tolera y apoya.

b)      El culpable puede ser un hijo atraído por "nuevos enfoques" hacia la "nueva generación", por ejemplo, por el movimiento "discipulador" con su énfasis desmedido sobre la juventud, la promoción de relaciones demasiado íntimas entre los creyentes y su red de evangelistas jóvenes ("neófitos"). El hijo seducido por este tipo de movimiento, al persuadir a sus hermanos y padres a abrazarlo también, se hace culpable de involucrar a su familia en divisiones y falsas doctrinas que acarrean condenación eterna.

VII.     Conclusión:

A.      En la esfera grande que es la iglesia local, hay lugar y trabajo para todos los que aceptan vivir conforme a las reglas espirituales , las cuales incluyen: Llevarse bien cada uno con su prójimo, viviendo y trabajando en perfecta armonía los unos con los otros .

1.       Las solteras y los solteros convertidos a Cristo pueden contribuir mucho a la obra del Señor.

a)      Con todo, su estado mental, emotivo y social no suele ser tan estable como el de los matrimonios bien unidos.

(1)     Los sentimientos de los solteros tienden a fluctuar drásticamente en ocasiones, y sus compromisos espirituales a flaquearse cuando sienten el impacto de la soledad de su condición de "soltero" o "soltera" y quieren casarse.
(2)     Hallar a una persona apta para cónyuge, para luego vivir las experiencias del noviazgo y preparar todo para el matrimonio, resulta en muchos casos una empresa no tan fácil y que desvía marcadamente la atención de lo espiritual.

b)           Dadas estas circunstancias, más la juventud de la mayoría de los solteros, no es de extrañarse que éstos no brindan a la congregación el mismo espíritu de solidez y unidad que traen las familias cristianas bien unidas.

2.       Los divorciados y los separados convertidos al Señor pueden aportar mucho a la obra de Dios.

a)      Con todo, tal cual los solteros, su estado mental, emotivo y social tiende a ser menos estable que el de los miembros de las familias bien unidas y amorosas que no han sufrido los traumas de la separación o del divorcio.

b)      Al faltar uno de los cónyuges, bien sea la esposa y madre o el esposo y padre, el hogar queda roto e incompleto .

c)           Obviamente, el ejemplo de tal hogar incompleto jamás tendrá el mismo impacto para bien y para unidad en la congregación que el ejemplo de un hogar cristiano perfectamente intacto y bien unido .

B.      A base de todo lo considerado, se desprende que las familias cristianas intactas, completas, bien unidas y llenas de amor son las que mayor fuerza dan a la causa de Cristo. Son las que fortalecen grandemente la unidad de la iglesia de Cristo en la tierra.

1.       Los que tenemos tales familias, ¡esforcémonos para preservarlas así , perfeccionando en el seno de ellas el verdadero amor y la unidad de propósito, espíritu y acción!

2.       Los cristianos que tienen familias no bien unidas según el plan de Dios, sepan que por medio de aceptar e implementar las normas divinas para la familia ideal, ¡pueden hacer evolucionar sus hogares, purificándolos y organizándolos correctamente, para entonces llevarlos al centro de la esfera donde están las demás familias bien unidas!

C.      El gran "Puente de la Unidad."

1.       Este "Puente de la Unidad" se extiende desde el cielo de Dios hasta la tierra.

2.       Uno de sus tramos principales se llama "Unidad Familiar."

3.       Los otros tramos son, comenzando desde el trono de Dios:

a)           "Unidad de la Deidad";

b)           "Unidad de la Fe y de la Doctrina";

c)           "Unidad en la Práctica";

d)           "Unidad de la Iglesia".

4.       El tramo "Unidad Familiar" descansa en la tierra   y se conecta directamente al tramo "Unidad de la Iglesia."

a)      De manera que si el tramo "Unidad Familiar" es fuerte,   éste a su vez estabiliza y fortalece el tramo "Unidad de la Iglesia".

b)      En cambio, si el tramo "Unidad Familiar" es débil o averiado, puede volverse raquítico, tambaleante y seriamente averiado el tramo "Unidad de la Iglesia".

5.      ¡Cuidemos bien y fortalezcamos siempre el tramo "Unidad Familiar" para fortalecer así y mantener íntegro todo el gran "Puente de la Unidad".

6.       Al fin y al cabo, ¡todos nosotros tenemos que cruzar por todo este gran “Puente de la Unidad” para llegar al trono de Dios!

 

Estudios para los siervos del Señor que ministran en su iglesia.
Formato de conferencia. Adaptable para clases.

-Desglose del contenido de la serie

 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

¿Desea colaborar con esta obra? Este sitio de Internet es una obra sin fines de lucro. Su donación la recibirían los ancianos que administran el fondo, utilizándose exclusivamente para ayudar a mantener el sitio y difundir más su contenido por el mundo hispano-parlante. Si usted cuenta con tarjeta de crédito o cuenta de PayPal, pulse sobre el botón "Donar" arriba colocado para hacer su donación completamente voluntaria y del monto con el cual usted desea colaborar.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.