SEÑALES dándose hoy día en JUDÍOS y GENTILES

Una SEÑAL MUY GRANDE que procede del ISRAEL moderno


 Una vista de Jerusalén que recoge en primera plana el Muro de los Llantos
y, detrás, el Domo de la Piedra y la Torre de David.

 

La ciudad mundialmente famosa de JERUSALÉN fue pisoteada,
ya parcialmente, ya completamente, por los
GENTILES
durante 1,897 largos años.

 


Una multitud de israelitas celebra ante el Muro de los Llantos la victoria de Israel sobre una coalición
de países árabes en la Guerra de los Seis Días. Entre los logros, la liberación
de toda Jerusalén del control de gentiles.

 

La ciudad fue librada del control gentilicio el 10 de junio de 1967.

Una profecía cumplida que fue hecha 1,934 años antes.

 

Si tú tenías 20 años, o más, el 10 de junio de 1967, ¿acaso vieras aquella SEÑAL de los TIEMPOS absolutamente asombrosa?

Si tenías menos de 20 años, ¿aprenderías, en algún momento de tu vida acerca de aquel EVENTO-SEÑAL? ¿Comprendiendo que fue el cumplimiento de una de las profecías más importantes de la Biblia?

¿Estás consciente de “las SEÑALES de los TIEMPOS? Mateo 16:3

¿Juegas algún papel en ellas?

¿Te importa, o no te importa en nada?

IGNORARLAS bien pudiera acarrear para ti PELIGROS serios de los que no estés plenamente informado. ¿Quieres tomar unos pocos minutos de tu tiempo valioso para informarte en torno a una tremenda “SEÑAL de los TIEMPOS” que tomó lugar en 1967?

 

Durante la presente EC (Era Cómún), la muy famosa ciudad de Jerusalén fue pisoteada, en parte o completamente, por los GENTILES durante 1,897 largos años. Desde el año 70 del siglo I, cuando el ejército romano la arrasó, hasta el 10 de junio de 1967, cuando el ejército israelí capturó a la Jerusalén Oriental, unificando toda la ciudad bajo la gobernación de judíos. Triunfo que ellos celebran el Día de Jerusalén.

Estos hechos se hallan entre las señales más insignes de todos los tiempos de la humanidad. En parte, porque la terminación del dominio de gentiles sobre Jerusalén fue predicha públicamente por un judío 1,934 años antes de su acontecimiento asombroso.

Dijo aquel judío: “Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y JERUSALÉN será hollada por los GENTILES, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan”.1

Los pequeños números sobrescritos en este artículo corresponden a números iguales al final del tema que identifican fuentes de información o textos bíblicos que sostienen hechos, afirmaciones, etcétera.

El cumplimiento de la primera cláusula de su proclamación “Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones…”, se inició de forma sumamente trágica y sobremanera espantosa durante los años del 67 al 70 del siglo I cuando más de mil miles de israelitas perecieron en Jerusalén a consecuencia de…

a) Por un lado, sangrientos conflictos internos entre grandes facciones políticas-religiosas de israelitas, una multitud de idumeos que se introdujeron belicosamente en la ciudad, gangas nutridas de maleantes y criminales…

b) Y por el otro, el sitio devastador que sostuvo el ejército romano por el espacio de tres años brutales.

Vencidos por fin los defensores judíos, los sobrevivientes fueron desterrados. A todo judío se le prohibió, bajo pena de muerte, pisar de nuevo siquiera las ruinas de la una vez grande, rica y hermosa ciudad.

Todo esto es relatado por el renombrado historiador judío Flavio Josefo.2

Así que, los romanos, gentiles de raza, pisotearon duramente a Jerusalén en 70 del siglo I. Y desde aquella fecha en adelante, por diecinueve siglos, la ciudad permaneció bajo el control de gentiles de distintas procedencias, nacionalidades y creencias religiosas. De manera que la segunda cláusula de la proclamación insólita de aquel judío “…y Jerusalén será hollada por los gentiles…” ¡fue cumplida al pie de la letra!

Los judíos conocedores de su larguísima, colorida y convulsionada historia saben que esto mismo lo hicieron los gentiles.

Sucede, pues, que desde el año 70 de la Era Común hasta el día de hoy la raza judía ha sido perseguida fieramente a través de casi dos milenios. No siempre. Sin embargo, a menudo. En numerosos países. Repetidos destierros, pogromos bárbaros y matanzas masivas. Y para colmo, el blasfemo “Holocausto”, horror de horrores.

No pocos historiadores se asombran, observando que cualquier otro pueblo sometido a tantísimas persecuciones hubiese desaparecido de la faz de la tierra. Pero, los judíos, pues negativo. Renacen, prosperan y gobiernan de nuevo. Una vez más poseen su Tierra Prometida. Y, además, ¡su luciente Jerusalén reunificada, ya no pisoteada por gentiles! 

Fuertísima señal manifestada a la vista de todos los habitantes informados del mundo.

A todos los que la ignoren los convendría informarse, pues esta señal compone un conjunto de señales interrelacionadas de crucial relevancia a los tiempos que vivimos. Conforme a mis humildes percepciones. Ya veremos.

En la fotografía arriba, parte del perfil de la Jerusalén moderna. Abajo, un tren eléctrico se desliza por un sector de la ciudad.

Lejos de ser exterminados los judíos por sus muchos enemigos, su pueblo ha sido preservado porque su Dios sigue amándolos hasta el sol de hoy. Otro ilustre compatriota suyo de tiempos antiguos predijo que esto mismo ocurriría.3 A todavía otro le fue revelado que su Dios prepararía para su raza un lugar por él protegido.4 De no haber él hecho esto, seguramente tiempo hay que su pueblo hubiese dejado de ser.

Y, ¡maravilla de maravillas!, a aquel mismo profeta longevo -murió a los 114 años, más o menos- le fue dada una visión fantástica para su raza según la que una multitud de ella, principalmente gente joven, será rescatada y glorificada justamente durante los días previos al fin del mundo y del tiempo.5

Ahora bien, el súbito cumplimiento en 1967 de la proclamación sobre pisotear los gentiles a Jerusalén hasta acabarse los tiempos de ellos estalló, para los estudiosos de señales divinas, como los truenos ensordecedores de un tanque israelí que dispara fusiles potentes hacia el Líbano en la Guerra de los Seis Días. Validando dramáticamente la veracidad, y, por ende, la autenticidad de su autor.

Debería tener el mismo impacto en los judíos de actualidad alrededor del mundo. Mas, ¿cómo?, si desconocen la proclamación porque no conocen a su autor. Este, nacido en Belén de Judea, fue criado en Nazaret de Galilea. Se llamaba JesúsÉl es el autor de la profecía explícita que se cumplió en 1967, diecinueve siglos después de enunciada.

Pues bien, la raza judía ha granjeado fama de ser excepcionalmente inteligente, cerebral, racional. A estas alturas, ¿no sería del todo lógico reconocer ellos a aquel profeta con impecables credenciales debidamente timbradas por lo que reclamaba ser? A saber: el Mesías prometido. 

En sus razonamientos al respecto, no turbarse a causa de decisiones tomadas por sus antepasados. Su Dios tratará con justicia a los justos y buenos de entre ellos, como hace con todas las naciones.6 

Más bien, confrontar sabiamente el cumplimiento de la profecía de aquel Jesús como evidencia indisputable de su verdadera identidad spiritual, para que sean acreedores a las tremendísimas bendiciones todavía reservadas para ellos.

Procediendo a estudiar y seguir el “nuevo pacto” del Profeta-Mesías Jesús, pues él, en sus roles de “testador” y “mediador”, expone en su “testamento”, primero para los judíos, luego para los gentiles, lo que todos y cada uno de los seres humanos deberíamos hacer para agradar al Creador, al “único Dios verdadero”, acciones que resultan también en la maravillosa reconciliación de “ambos grupos”, siendo su propósito “crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre”, es decir, “nueva humanidad”, “haciendo la paz” entre judíos y gentiles.

Bueno, aunque haya algunos asuntos, aun muchos, relacionados con la vida, Dios y la Biblia, que tú y yo no hayamos podido entender satisfactoriamente hasta la fecha, un asunto primordial en particular, perfectamente claro y comprensible, se impone a todos ellos, a saber: una profecía hecha en 30 de la EC por un judío, ¡fue cumplida con exactitud 1,934 años más adelante en junio de 1967! Aquel judío profetizó que Jerusalén sería librada de los gentiles, ¡y esto mismo ha sucedido!

Piénsalo. Teóricamente, Jerusalén pudiera haber continuado hasta el día de hoy (10 de julio de 2021), y aun hasta el fin del mundo y del tiempo, bajo alguna clase de gobierno por gentiles. Sin embargo, no pasó así, y el profeta Jesús de Nazaret vio que tal no sería el desenlace para la ciudad. ¿Cómo podría él saber eso, expresándolo tan enfáticamente? “…los tiempos de los gentiles serían cumplidos y Jerusalén sería librada de su dominio. Fueron cumplidos en junio del 1967. Él sabía que sucedería porque estaba imbuido verdaderamente con “el espíritu de profecía”. ¿Quién le dio ese poderoso “espíritu” clarividente? ¡El mismo Dios-Creador-Padre que capacitó a Moisés e Isaías a profetizar la venida del Salvador-Mesías! Piénsalo objetivamente, y actuarías racionalmente al considerar con la misma objetividad el resto del “testimonio de Jesús”. Deuteronomio 18:17-20; Isaías 53

“Porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.” Apocalipsis 19:10

Este ejemplo de profecías cumplidas perfectamente pone de relieve el por qué la “palabra profética” es “más segura” aun que el testimonio presencial.

Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones.” 2 Pedro 1:19

 

1 Lucas 21:24   

2 Wars of the Jews  www.biblestudytools.com/history/flavius-josephus/ 

3 Saulo de Tarso, en Romanos 11:1-6, 28-32    

4 Juan, en Apocalipsis 12:14-17. La “mujer” de la visión representa a la raza terrenal de los israelitas.

5 Apocalipsis 7:1-8; 14:1-5   

6 Hechos 10:34-35; Romanos 2:11-16  

7 Hebreos 9:15-18; Juan 17:3; Hechos 26:20; Juan 17:3; Efesios 2:14-18

 

This article in ENGLISH, with 4 video clips.

 


 

 

 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.