Regístrese para recibir notificaciones de nuevos materiales. Reciba gratis 100 himnos en PowerPoint al enlazar a nuestro sitio.

Lista de ceremonias de boda en esta Web. Temas especiales. Bodas de oro.

Matrimonio, hogar, crianza de hijos. Muchos recursos en esta Web.

Ceremonia de Boda de oro.
El Texto completo para la boda de...

Saturnino Matos Concepción
y
Mercedes Pagán Rodríguez

16 de agosto de 1997, 3:00 p.m.

Manatí, Puerto Rico

TEMA

“Las Crónicas Oficiales del Reinado del Rey Tito y de su Reina Mercedes”

Hermosa gráfica de un Biblia abierta con estrellas doradas en el espacio encima ilustra la ceremonia de boda de oro Crónicas oficiales para Tito y Mercedes, en editoriallapaz.org.

 

Queridos hermanos y hermanas, damas y caballeros, prestad atención. En esta tarde, queremos contarles de un “Amor realmente excepcional” y celebrarlo con gran júbilo y festín espiritual. Escuchad, y conoced el poder y la gloria del amor verdadero entre esposos que se aman como Dios manda.

En el año _______, nació en Río Piedras, Puerto Rico, el Príncipe Saturnino, del linaje Matos Concepción. Para aquellos tiempos de la presente Era Cristiana, también vino al mundo en la misma bellísima isla caribeña de Borinquen, cerca del pueblo de Manatí, una preciosa princesa a quien llamaron Mercedes, del linaje Pagán Rodríguez. Tal cual sucede en un cuento de hadas, el Príncipe Saturnino, apodado cariñosamente Tito, creció, y hecho todo un galán, vio un buen día a la hermosa joven Princesa Mercedes. Enamorándose, no tardó en pedir su mano y contrajo nupcias con ella. De esa manera, se hizo “Rey” del nuevo hogar formado y la Princesa Mercedes, al casarse, tomó el puesto de “Reina”. Con el andar de los años, esta agraciada pareja ha forjado entre sí un amor “fuerte como la muerte”, palabras que citamos de Cantares 8:6. Hoy, el día 16 de agosto del año 1997, celebran “Cincuenta años de matrimonio”, su gloriosa “Boda de Oro”. Noble Rey Tito y admirable Reina Mercedes, nosotros su familia espiritual, sus familiares y sus amigos, todos estamos aquí en esta ocasión para felicitarles con toda sinceridad y reverencia tan importantísima y loable hazaña.

Entronados en su “Castillo del Amor Matrimonial”, han reinado por cincuenta años consecutivos. Respetados oyentes, en las “Crónicas Oficiales del Reinado del Rey Tito y su Reina Mercedes”, se relatan sus conquistas, conquistas más notables, en el contexto de la historia social y moral de nuestra raza, que las victorias de los reyes griegos y de los emperadores romanos. No exagero. Éstos sólo conquistaron a reinos materiales. En cambio, el Rey Tito y la Reina Mercedes, siempre unidos, apoyándose y fortaleciéndose mutuamente, han conquistado a tres poderosos “Reinos Invisibles” pero reales que suelen vencer a la mayoría de los seres humanos.

Han conquistado al temido “Reino del Tiempo”, formidable enemigo cuyo ejército compuesto de “Siglos, Años, Meses, Semanas, Días, Horas y Segundos” marcha airosamente a través de los “Campos de las Eras y de las Épocas” acosando constantemente a toda vida humana con la espada llamada “Mortal”. Este ejército persigue, desgasta y mata a los débiles de espíritu. Destruye a muchos matrimonios y hogares. Pero, no es invencible. Los sabios saben capturarlo, no por cierto, por medio de resistirlo, táctica inútil, sino por medio de abrazarlo y hacerlo suyo aprovechándolo al máximo. El Rey Tito y la Reina Mercedes son sabios. Han sabido conquistar al “Tiempo”, aprovechándolo y haciendo perdurar su matrimonio por cincuenta años. De la manera que suele acontecer a todos nosotros, el “Tiempo” ha hecho estragos en sus cuerpos físicos, pero no le temen porque lo han conquistado de una vez para siempre, habiendo echado “mano de la vida eterna” (1 Timoteo 6:12) al haber encomendado sus “almas al fiel Creador” (1 Pedro 4:19), teniendo la seguridad de vivir eternamente en el Paraíso de Dios.

Escuchad, queridas almas presentes, pues las “Crónicas” de este matrimonio real también cuentan su triunfo sonante sobre el peligrosísimo “Reino de los Pensamientos Perversos, de los Deseos Dañinos y de las Sensaciones Carnales”. A menudo salen de las tierras cálidas y pantanosas de aludido “Reino”, legiones de espíritus malos las cuales se hacen llamar: “Tentaciones Sensuales”, “Celos”, “Infidelidad”, “Distracciones”, “Aburrimiento”, “Incompatibilidad”, “Inconformidad”, etcétera. Estas legiones se arremeten con feroz ímpetu contra los “Castillos del Amor Matrimonial”, arruinando y devastando a gran número porque sus defensores no protegen su posesión de valor incalculable ni resisten con tesón inderrotable el ataque de estos enemigos astutos y persistentes. Pero, no han podido derrumbar el “Castillo del Amor Matrimonial Puro” donde residen el Rey Tito con su Reina Mercedes, porque estas dos almas valientes, actuando como uno, les han cerrado el paso resistiéndolos exitosamente por cincuenta largos años. ¿No es maravilloso su triunfo?

Oíd, amados, prestad atención, pues las “Crónicas” del reinado de este matrimonio real narran además su conquista del tramposo y obstinado “Reino de las Pruebas”. Durante el transcurso de los últimos cincuenta años, se introdujeron una y otra vez en él, escalando sus montañas escarpadas, caminando por sus valles secos y batallando contra las fieras que salían a su encuentro. En el duro “Reino de las Pruebas”, muchas parejas, presionadas y afligidas por las circunstancias adversas, se separan y se pierden. Pero, esta pareja, el buen Rey Tito y su fiel Reina Mercedes, han preservado íntegro su matrimonio aun en los momentos más difíciles. ¿No es digno de ser imitado y premiado su tremendo compromiso matrimonial, como también el brío personal que ha evidenciado tanto el uno como el otro frente a las pruebas de la vida?

Estad atentos, estimados hermanos y amigos. Las “Crónicas” de Tito y Mercedes refieren no sólo la conquista de los tres “Reinos” invisibles pero existentes que hemos nombrado, sino también sus abundantes obras en beneficio del Reino más importante del universo, o sea, del “Reino de Dios”, la Iglesia que Cristo fundó. Durante la mitad de estos cincuenta años, nuestro hermano Tito, en su capacidad de “evangelista”, ha llevado sobre sus anchos hombros la responsabilidad de levantar y fortalecer las “provincias” del Reino de Dios, para así decirlo figurativamente, que componen las áreas de Manatí, Arecibo y Mayagüez. Desinteresadamente, ha dado de su tiempo y utilizado sus dotes en pro de la obra del Señor aun en otros municipios de la isla, como también en otros países. En sus ministerios, a menudo estaba a su lado su leal “ayuda idónea” Mercedes, a quien le escuchamos llamar, tiernamente, “Negrita”. Tito y Mercedes, quizás sin que lo notaran ustedes, nosotros los hemos observado a través de los años y queremos decirles que, desde hace tiempo, admiramos su solidaridad matrimonial, su trato respetuoso el uno hacia el otro y su entrega a la vida en Cristo. La Iglesia de Cristo en Puerto Rico les agradece profundamente este fino ejemplo para nuestra hermandad, y, por ende, para la sociedad que nos rodea.

Ahora bien, en virtud de haber los dos conservado intacto y sano por cincuenta años su gran “Castillo del Amor Matrimonial”, en virtud de haber conquistado los dos a los tres “Reinos” invisibles pero reales y en virtud de haber los dos servido fielmente en el Reino celestial, desde hoy en adelante, ocuparán puestos más altos en nuestros corazones. En este día, el 16 de agosto de 1997, y en esta ciudad de Manatí, del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, a usted, estimado Sr. Saturnino Matos Concepción le proclamamos “Emperador”, y a usted, Sra. Mercedes Pagán Rodríguez, le proclamamos “Emperatriz”. Que esta proclamación sea transcrita debidamente, con tinta de oro, en el libro de las “Crónicas” de esta noble y muy amada pareja.

Humildemente, les rogamos que nos permitan honrarlos y lo hacemos presentándoles cinco artículos simbólicos acordes con sus puestos nuevos, objetos que también expresan, aunque de forma sumamente inadecuada, nuestra franca admiración y amor por ustedes.

Excelentísimo Emperador Saturnino Matos Concepción y Amadísima Emperatriz Mercedes Pagán Rodríguez, se acercan el Sr. __________ ________________ _________________ (Eugenio Quintana Mena) y la Sra. ____________ _____________ ________________ (María Luisa Barríos Calderón), elegidos como representantes de todos nosotros, para colocar sobre los hombros de cada cual una capa real confeccionada de tela teñida de oro. Estas capas doradas simbolizan la solemne dignidad que atañe a la posición elevada que ocupan los dos en nuestros corazones y en nuestra sociedad.

Tengan la bondad de dar vuelta para que estén de frente a los convocados. ¡Qué elegantes lucen!, ¿de acuerdo, amados?

Los reyes y los emperadores acostumbran portar un cetro. Según Hebreos 1:8, Dios dijo a su Unigénito Hijo: “Cetro de equidad es el cetro de tu reino.” Siendo Rey, el Señor es fiel “sobre su casa, la cual casa somos nosotros” la iglesia de Jesucristo (Hebreos 3:6). Querido hermano Saturnino Matos, habiendo sido fiel usted mismo por cincuenta años sobre su propia casa y habiendo sido fiel también como ministro en la casa espiritual de Cristo, tenemos a bien otorgarle un cetro simbólico. El hno. __________ _____________________(de la congregación en Arecibo, la cual ha servido usted por muchos años,) hace la presentación. Al examinarlo, verá que el cetro enseña una Biblia abierta y una lámpara encendida. Seleccionamos estas figuras para su cetro porque, para gloria suya, la ley que gobierna el “Reino de su Corazón”, y, por ende, el “Castillo de su Amor Matrimonial”, es la Palabra inspirada de Dios, la cual alumbra todos los contornos de su mundo social y moral. Le felicitamos por su inteligencia y sabiduría espiritual al hacer regir en su vida y en su hogar esta Ley divina.

La prenda más impresionante que viste la realeza es la corona. Ya que a los dos los hemos proclamado “Emperador” y “Emperatriz”, procedemos a coronarles. He aquí, traen sus coronas el Sr. ­­­­­­______________ ______________ ______________   y la Sra.._______________ ______________ _ _________________ Estas coronas doradas –(¡Ojalá fuesen de oro de verdad!)- simbolizan el gran valor de su matrimonio, como también su pureza, resistencia y belleza. Las joyas incrustadas en las coronas simbolizan las virtudes y los poderes morales y espirituales que embellecen sus personas y su matrimonio. Desde luego, está guardada para ustedes una corona infinitamente más valiosa y preciosa que cualquier corona terrenal: nos referimos a la de la inmortalidad, la cual le dará “el Señor, juez justo, en aquel día” (2 Timoteo 4:8).

                *************************************************

Debidamente coronados, procedemos a la renovación de los votos matrimoniales.

Favor de cogerse de ambas manos y de mirarse a los ojos.

Hace cincuenta años que los dos reinan juntos en el gran “Castillo del Amor Matrimonial”. ¿Desean los dos extender juntos este reinado hasta su eventual desenlace terrenal?

Durante los pasados cincuenta años, se han apoyado el uno al otro tanto en lo moral como en lo material, en enfermedad y en salud, en escasez y en abundancia. ¿Solemnemente prometen seguir apoyándose de la misma forma?

Cincuenta años han transcurrido desde aquel día en 1947 cuando prometieron ser fieles el uno al otro hasta la muerte. ¿Desean renovar y reafirmar el mismo voto?

Sr. Saturnino Matos, ¿recibe usted a la Sra. Mercedes Pagán como “Emperatriz” de su “Castillo Matrimonial” y Reina de su corazón por la duración del reinado?

Sra. Mercedes Pagán, ¿recibe usted al Sr. Saturnino Matos como “Emperador” de su “Castillo Matrimonial” y Rey de su corazón por la duración del reinado?

Intercambio de anillos

“Al entregarte este anillo, de nuevo te doy testimonio de mi amor sincero, y renuevo mi contrato nupcial contigo. Tengo el firme propósito de seguir compartiendo contigo todos mis bienes materiales y nuevamente me comprometo a serte leal y fiel, y a amarte hasta la muerte.”

Como ustedes han declarado mutuamente que siguen amándose entrañablemente y que siguen teniendo fe el uno en el otro, habiendo hecho mutuas promesas de seguir siendo esposo y esposa respectivamente, al darse nuevamente sus manos y entregarse otra vez el uno al otro sus anillos matrimoniales, los declaro, en la presencia de su hijo ________________ Matos Pagán, sus nietos____________________________________ ________________________________________________________________________________________________________________________________________________ y demás parientes, en la presencia de los testigos el Sr. José Ángel Colón Concepción y la Sra. Alicia Barbosa en la presencia de todos los miembros de la Iglesia de Cristo y de todos sus amigos, como también ante la presencia de Dios... los declaro doblemente casados , amarrados el uno al otro por los sagrados vínculos del amor hasta el fin de sus días. Les deseamos para la duración de su reinado mucha salud para sigan cuidando con esmero de su gran “Castillo del Amor Matrimonial”. Que las suaves corrientes de la paz y de la tranquilidad refresquen continuamente sus recámaras y corredores para que disfruten de muchos días sosegados. Que se escuchen en sus cuartos o patios las voces placenteras y las risas alegres de sus seres queridos cuando quieran tenerlos a su lado. Que el fulgor dorado del “Sol de justicia” lo alumbre para sigan andando en luz. Que lo cerque Dios con la “Muralla de su Protección Providencial” hasta aquel día cuando se trepe cada uno a la torre más alta para tomar vuelo, tal cual una paloma blanca, al cielo de Dios.

Oración: José Colón.

Sr. Saturnino Matos Concepción, puede abrazar y besar a la Sra. Mercedes Pagán Rodríguez.

_____________________________________

Autor y celebrante: Homero Shappley de Álamo.

Lista de ceremonias de boda en esta Web. Temas especiales. Bodas de oro.

Matrimonio, hogar, crianza de hijos. Muchos recursos en esta Web.

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

¿Desea colaborar con esta obra? Este sitio de Internet es una obra sin fines de lucro. Su donación la recibirían los ancianos que administran el fondo, utilizándose exclusivamente para ayudar a mantener el sitio y difundir más su contenido por el mundo hispano-parlante. Si usted cuenta con tarjeta de crédito o cuenta de PayPal, pulse sobre el botón "Donar" arriba colocado para hacer su donación completamente voluntaria y del monto con el cual usted desea colaborar.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.